EFEMadrid

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid y secretario de Política Autonómica de Ciudadanos, Ignacio Aguado, considera que la propuesta del PP de crear una coalición con su partido, bajo la marca España Suma, se enmarca en "una táctica para enjugar su batacazo electoral" del 28A y en algunas regiones.

En una entrevista con Efe, Aguado ha apostado por intentar buscar acuerdos postelectorales, como en la Comunidad de Madrid, porque las coaliciones preelectorales "no siempre suman", ha advertido, y antes de la cita con las urnas funcionan "de manera puntual o excepcional", como en el caso de Navarra Suma donde era "necesaria".

No cree que coaliciones como la establecida en la comunidad foral sean "extrapolables" al conjunto de España, y ha atribuido la oferta del PP a Ciudadanos para aliarse antes de unas elecciones a un intento de "huir del multipartidismo" porque busca volver a un escenario bipartidista, al igual que el PSOE.

Sobre la situación de bloqueo político a nivel nacional, ve cada vez más probable que haya nuevas elecciones porque si PSOE y Unidas Podemos "siguen pegándose por los sillones" considera muy posible que se produzca una repetición electoral.

A su juicio, esto sería un "fracaso evidente" del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, a quien ha recriminado que se haya ido de vacaciones a Doñana "sin hacer los deberes", antes de dejar configurado un Gobierno.

Por eso, le insta a "dejar de marear la perdiz" y sentarse a negociar con sus socios de la formación morada, mientras ha dejado claro que Ciudadanos "nunca" apoyará un Gobierno socialista porque es "malo" para España y porque van a ser "fieles" con lo que prometieron en campaña de no hacer presidente al candidato socialista.

Aguado ha criticado el "cortoplacismo" y la "reunitis" de Sánchez con la que pretende "escenificar que está haciendo algo cuando no está haciendo nada", por lo que ha justificado que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, no tenga previsto acudir a la nueva ronda de contactos para la investidura, que se iniciará en septiembre.

Ha reprochado también la gestión de la crisis del Open Arms, ya que cree que España no ha estado liderando una respuesta común de la UE sino "buscando la foto, la propuesta del día y el titular", algo que le parece "una irresponsabilidad" que será aprovechada por las mafias de traficantes de personas.

"En lugar de vernos como un país serio, contundente, que defiende una política migratoria común en la UE, nos ven como un país errático, que da bandazos, como un chollo para ellos", ha advertido.

No ha querido entrar a valorar los polémicos comentarios al respecto de su compañero de partido Marcos de Quinto en Twitter, aunque detrás de estos mensajes y otros ve la necesidad de que el Gobierno de España "coja las riendas" ante la crisis migratoria, que "no se soluciona con titulares, fotitos, ocurrencias de un cuarto de hora, o tuits".

Aguado ha asegurado que no quiere pasarse en el futuro a la política nacional porque no tiene "ninguna ambición" en este sentido y sus expectativas están "más que cubiertas" tras haberse convertido en el vicepresidente de la Comunidad de Madrid y portavoz del Gobierno regional.

En este sentido, ha constatado que no es el portavoz de la presidenta, Isabel Díaz Ayuso (PP), sino del Ejecutivo, por lo que debe ser ella "la que tiene que dar explicaciones" sobre el préstamo de 400.000 euros concedido en 2011 por Avalmadrid a una empresa controlada por el padre de Ayuso y que no ha sido devuelto.

Sobre la relación con Vox, ha reconocido que tendrán la llave de la legislatura y "si quieren incidir en las diferencias e ir a máximos en sus reivindicaciones, bloquearán la Comunidad", algo que sería "una irresponsabilidad", aunque les corresponde a ellos decidir.

"Si nos centramos en lo que nos une sacaremos leyes adelante, si ponemos el foco en la diferencia no habrá leyes, no habrá presupuestos y será una legislatura estéril", ha concluido.