EFEMadrid

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha advertido ante las críticas de Unidas Podemos al apoyo español al despliegue de la OTAN frente a las amenazas de Rusia a Ucrania, que es el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien marca la política exterior.

La respuesta de España ante la tensión provocada por la actitud de Rusia ha abierto un nuevo frente entre los socios de coalición que ha llevado al jefe de la diplomacia a lanzar ese mensaje a la parte morada del Ejecutivo.

Después de que representantes de Unidas Podemos revivieran el lema "No a la guerra" respecto a la posición que debe adoptar España ante esta situación, una de sus ministras, Irene Montero, ha instado este viernes a apostar por el diálogo y la diplomacia para solventar las tensiones entre Estados Unidos, la OTAN y Rusia a cuenta de Ucrania.

Tras el anuncio de la ministra de Defensa, Margarita Robles, de que se enviarán fragatas y otros operativos españoles a la zona, Montero ha reiterado que España "es el país del no a la guerra".

El portavoz de Podemos, Pablo Fernández, ha pedido por su parte al Gobierno que promueva dentro de la Unión Europea soluciones pacíficas y de fomento de los derechos humanos.

Frente al próximo despliegue de una fragata y de varios cazas de las Fuerzas Armadas españolas por la crisis en Ucrania, ha expresado el "rechazo frontal" de su formación y ha repetido que España "es el país del no a la guerra".

De ahí que haya advertido al Gobierno de que "quien se aparte de ese camino estaría cometiendo un error gravísimo".

"Invitamos a nuestros socios del Gobierno que midan muy bien los pasos y actuaciones que están realizando, porque creemos que un gobierno progresista no podría cometer jamás actitudes que realizó el señor Aznar en el año 2013", ha agregado.

También Izquierda Unida, en un comunicado, ha pedido al Ejecutivo que lidere una respuesta diplomática y se aleje de cualquier tipo de escalada militar.

Además, ha rechazado los planes de la OTAN para "extenderse sin límite hasta territorios próximos a las fronteras rusas" que considera que son una amenaza para la paz, desestabilizan la zona y ponen en riesgo la seguridad energética del continente.

Ante esa actitud de Unidas Podemos, Albares ha dejado claro que es a Pedro Sánchez a quien le corresponde fijar la política exterior del Gobierno.

"En ese respecto no hay discrepancia", ha subrayado Albares antes de hacer hincapié en que la política exterior es política de estado y, para ello, ha iniciado este mismo viernes una ronda de contactos con los portavoces de Exteriores de los grupos parlamentarios para informarles con detalle de la posición de España.

De momento, el líder del principal partido de la oposición, Pablo Casado, ha reiterado que el Gobierno cuenta con todo su apoyo para cumplir sus obligaciones en el marco de la OTAN y ha subrayado que la posición de su partido es de estado.

Pero a la vez ha anunciado que solicitará la comparecencia en el Congreso de Pedro Sánchez si éste no informa al Parlamento de un posible envío de efectivos militares a Ucrania.

Además, Casado quiere escuchar la opinión de "los ministros de Podemos que están en contra de la OTAN y a favor de Rusia" y, en particular, de la vicepresidenta Yolanda Díaz.

Sobre este malestar en el Gobierno de coalición, el PSOE ha asegurado que el Gobierno "en su conjunto" aboga por una "solución diplomática" para abordar cualquier conflicto.

Así lo ha manifestado el portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE, Felipe Sicilia, que ha garantizado que no hay ninguna discrepancia interna y que ambos socios del Gobierno "siempre" van a apostar por la vía diplomática.

Más allá de este nuevo punto de fricción, Albares ha asegurado que todos los socios de la UE y de la Alianza Atlántica están "unidos en el diálogo" como vía de resolución de las tensiones con Rusia, aunque ha advertido de que también estarán unidos en "la disuasión" y en la imposición de sanciones.

Dentro del despliegue previsto por España, la fragata Blas de Lezo zarpará del Arsenal Militar de Ferrol en las próximas horas para dirigirse al Mar Negro.