EFEMadrid

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha cancelado su viaje a Chile para acompañar al rey Felipe VI a la toma de posesión del presidente electo, Gabriel Boric, y regresa a Madrid desde México para reunirse con su homóloga de Estonia y seguir la evolución de la crisis ucraniana.

Fuentes de Exteriores ha confirmado que Albares, quien se encuentra de visita oficial en México, ha decidido cancelar su viaje a Chile para recibir a la ministra Eva-Maria Liimets el próximo viernes y seguir la evolución de la crisis ucraniana desde Madrid.

Albares, quien viajó a México el martes con el objetivo de poner de manifiesto la importancia de las relaciones bilaterales pese a no ser recibido por el presidente Andrés Manuel López Obrador, cancela así su desplazamiento a la capital chilena.

Sin embargo, el rey Felipe no estará solo en la toma de posesión de Boric ya que también viajan en la comitiva oficial la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, ambas de Unidas Podemos.

Al viaje también se ha sumado en las últimas horas el presidente del Senado, Ander Gil, quien acompañará al rey en los encuentros previstos con motivo del traspaso del mando presidencial, que comenzarán mañana en Santiago de Chile y concluirán el viernes con la ceremonia de toma de posesión del nuevo presidente chileno en el Congreso Nacional, en Valparaíso.

Albares por su parte, ha excusado su presencia y deseado “grandes éxitos” a las nuevas autoridades chilenas, pero regresará a Madrid para mantener encuentro con su homóloga de Estonia con quien evaluará la situación con unos de los países más próximos a la zona en conflicto.

Estonia, uno de los países bálticos, se siente amenazada directamente por Rusia hasta el punto de que, tras pedir apoyo a la OTAN, es una de las bases y frecuente escenario de maniobras de las operaciones de la Alianza en la frontera de la Unión Europea.