EFEZaragoza

El presidente del Partido Aragonés (PAR), Arturo Aliaga, ha revalidado su cargo este sábado en un tenso congreso en el que ha arañado solo una veintena de votos a la candidatura de su contrincante, la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Elena Allué.

De los votos escrutados en este XV Congreso, 210 apoyaban la candidatura del vicepresidente del Gobierno de Aragón, mientras que 190 respaldaban a Allué, quien ha considerado estar ante una "victoria moral" al quedar tan cerca a pesar de la "fuerza institucional" de su rival y de "irregularidades".

Al concluir un ajustadísimo recuento, la candidata ha sido la única que ha dado declaraciones a los periodistas, para indicar que su lista alternativa había dado un paso adelante "a sabiendas de que el congreso estaba manipulado".

Y es que este clima de división interna entre la lista que apoyaba la continuidad y la alternativa se ha palpado a lo largo de toda la tarde en el salón de plenos de la Feria de Zaragoza donde se ha celebrado la votación, en la que se han vivido momentos tensos.

De hecho, ha habido una "bronca" por las discrepancias sobre la forma de depositar los votos delegados de compromisarios que no habían podido asistir y que debían ir acompañados de un certificado médico.

En sus declaraciones, Allué ha señalado que el día previo al congreso a última hora una comisión organizadora en la que no estaban las personas que representaban su candidatura decidió introducir fuera del orden del día esa cuestión, por lo que este sábado han presentado una queja y han conseguido que se desestimaran.

"Llevamos viendo un espectáculo triste desde hace ya muchos días porque el inicio de este congreso ha surgido con muchísimas incertidumbres e irregularidades y está judicializado", ha dicho en referencia a "la decisión complemente arbitraria de que unos alcaldes votaran cuando eso no se había hecho nunca" y a que se permita "la afiliación masiva de más de 350 afiliados de manera completamente irregular".

En este sentido, ha deseado que cuando el juez analice la documentación compruebe que no se corresponde con lo que marcan los estatutos del PAR y declare nula la votación de este sábado.

Por su parte, Aliaga clausurará este domingo el encuentro como presidente reelegido y será entonces cuando haga declaraciones, en una jornada en la que estará respaldado por su nueva Comisión Ejecutiva, que recupera la figura del vicepresidente, con el diputado provincial de Huesca Roque Vicente.

El secretario general será el vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo, y el órgano de gobierno del Partido Aragonés estará integrado por otros 25 vocales.

Presidente del PAR desde junio del 2015, el ingeniero industrial natural de Jaulín (Zaragoza) ha ocupado la consejería de Industria del Gobierno de Aragón en varias legislaturas, cargo que ostenta en la actualidad junto con sus responsabilidades como vicepresidente en el Gobierno cuatripartito liderado por Javier Lambán.

Según su equipo de prensa, de este congreso sale un PAR "con ideas claras para trabajar en la construcción de proyectos y para defender la identidad de Aragón y los derechos de los aragoneses".

Como ha desgranado Aliaga en sus declaraciones al inicio de la jornada, su propuesta se basa en ejes que forman parte del "ADN" del partido, como defender la educación concertada o asegurar que no haya más presión fiscal, además de mantener las escuelas en el medio rural, asegurar la financiación de las comarcas o atender bien a los alcaldes.