EFEMadrid

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, fue de los primeros en decir que había que quedarse en casa por el coronavirus y, en medio de la crisis, reitera este mensaje, al tiempo que señala que no piensa en su liderazgo sino en cumplir con su deber, al igual que "las cajeras de los supermercados" o "los empleados de nuestra funeraria".

Martínez-Almeida (Madrid, 1975) atiende a la Agencia Efe por teléfono, al poco tiempo de la entrada en vigor del estado de alarma, una situación excepcional par tratar de contener el avance del coronavirus y que está viviendo "sobre todo en casa", pues resuelve muchas cuestiones con una llamada.

Asegura que la ciudad de Madrid está preparada para afrontar un cierre si es necesario, niega que su gestión de esta crisis le haya convertido en un verso suelto del PP y también que piense en su propio liderazgo, pues defiende que lo que hace es cumplir con su deber.

Martínez-Almeida dice tener mucho ánimo "viendo la respuesta que está teniendo la gente" y no tiene ningún síntoma de coronavirus. El pasado sábado se unió al aplauso colectivo de agradecimiento a los profesionales sanitarios desde el Centro Integrado de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid y anima a secundar este gesto cada día.

- ¿Qué mensaje le traslada a los madrileños que están en sus casas?

Que se queden en casa. No sabemos cuándo se va a resolver esta crisis, cuándo va a acabar, lo que sí sabemos es que el cuándo depende de nosotros.

-¿Qué podemos esperar los próximos días?

Se están cumpliendo desgraciadamente las previsiones que apuntaban a un repunte importante de la curva de contagio y en principio ésta es la tendencia que va permanecer a lo largo de los próximos días. Lo que esperamos es que las medidas de contención que se adoptaron a lo largo de la semana pasada surtan o empiecen ya a surtir efecto.

- ¿El estado de alarma en todo el Estado hace innecesario el cierre de Madrid?

En estos momentos no cabe descartar, insisto, ningún escenario. Si hubiera que adoptarlo, insisto: que se adopte. Tenemos que estar preparados. Confío en que las medidas adoptadas sean suficientes, que no tengan que ser más gravosas, si lo tienen que ser que lo sean.

- ¿Cree que las decisiones del Gobierno de Pedro Sánchez han ido a remolque de la epidemia? ¿Los tiempos deberían haber sido otros?

Eso tendremos que juzgarlo una vez que concluyamos esto. En este momento nuestra labor desde las administraciones es trabajar unidos, codo con codo y decirle a los ciudadanos, a los que hemos pedido tantos sacrificios, que estamos trabajando 'full time' con ellos y por ellos.

Transmitir un mensaje en estos momentos de si uno podría haber hecho más o podría haber hecho menos no nos conduce a ningún sitio porque no tenemos ni un minuto que perder.

Ahora, después sí habrá que hacer el examen y exigir responsabilidades políticas por las decisiones tomadas o las decisiones dejadas de tomar, pero después.

- Mientras que Pablo Casado critica a Pedro Sánchez usted habla de trabajar juntos y posponer la petición de responsabilidades ¿le ha convertido la crisis del coronavirus en un verso suelto dentro del PP?

No, ni mucho menos, ni mucho menos. No hay nadie en el PP que el sábado no saliera a apoyar las medidas del presidente del Gobierno y eso por supuesto incluye al presidente del PP. Seguí su intervención y me pareció una intervención de Estado, de apoyo total y absoluto a las medidas que se han tomado.

Pero también digo una cosa: si hay cosas que mejorar también hay que decirlo. Siempre en tono constructivo y positivo, hay que decir las cosas que se pueden mejorar y creo que es lo que hizo Pablo Casado.

- En las redes se suceden los elogios por su gestión de la crisis ¿Ha pensado en si su liderazgo saldrá reforzado?

No pienso sinceramente en mi liderazgo, lo único que pienso es en el deber y la responsabilidad que tengo en estos momentos como alcalde de esta ciudad. Son 3,3 millones de habitantes que están la mayoría en sus casas, que están en una situación de incertidumbre, hay que transmitirles que pueden confiar en el Ayuntamiento de Madrid y en nuestros servicios públicos.

Yo estoy cumpliendo con mi deber, insisto, como lo están haciendo las cajeras de los supermercados, como lo están haciendo los empleados de nuestra funeraria en situación muy complicada, como los conductores de la EMT o como los grandes profesionales sanitarios o de emergencia y la Policía Municipal.

Si cada uno cumplimos con nuestro deber, saldremos.

- Cuál es su receta económica para enfrentar el impacto del virus?

Tomar medidas desde ya, premisa básica. La emergencia económica no va a venir después, la emergencia económica ya está aquí. Hay que tomar medidas desde ya y tienen que ir ligadas a una finalidad esencial: mantenimiento del empleo en España.

Tiene que haber un tratamiento fiscal diferente que permita las empresas poder salir del ahogo económico: aplazamientos tributarios, también líneas de avales. Medidas que permitan reanudar cuanto antes la actividad económica sin que eso suponga merma del empleo.

- ¿Qué hará para que los empleos que dependen de los contratos municipales no se pierdan?

Estamos en ello. Es una cuestión que se nos ha planteado por parte de los grupos municipales y Engracia Hidalgo (concejala de Hacienda) está preparando un documento donde les vamos a explicar las diferentes opciones.

Al margen de eso, que quede claro que la finalidad de este ayuntamiento es que no haya pérdida de empleo como consecuencia de ninguna decisión que hayamos adoptado.

- ¿Cómo se va a proteger a la población más vulnerable?

Se están creando dispositivos específicos para las personas sin hogar, sobre todo para aquellas que a pesar de que hay albergues no acuden. Se está viendo a través del Samur Social cómo podemos hacer para que duerman en los albergues porque además hay un riesgo de contagio sanitario evidente.

En relación a personas en centros de día o de mayores en situación de vulnerabilidad, en este momento se está cumpliendo con todas las peticiones que están llegando a las Juntas de Distrito. Se harán todos los esfuerzos presupuestarios y en materia de contratación para que no haya problemas.

Al mismo tiempo una petición que hago y que me reitero: para todos estos profesionales que están en primera línea corriendo riesgos, necesitamos urgentemente material, medios que prevengan que puedan producirse contagios. Hago un llamamiento urgente.

- Más Madrid ha propuesto evitar cortes de suministro.

No depende del ayuntamiento, pero tenemos una responsabilidad y un liderazgo muy simbólico. Vamos a hacer todo lo que sea necesario con las comp9añías para que no se pueda producir. No tiene ningún sentido que en estos momentos y con la situación que estamos viviendo se puedan producir cortes de suministro de ningún tipo.

- La Policía está mandando a su domicilio a quienes ve por la calle, ¿cómo lo están haciendo?

Está utilizando todos los medios, drones por supuesto pero también va a haber una presencia física constante a pie de calle de patrullas de la Policía Municipal para evitar cualquier desplazamiento que no esté amparado por el decreto de alarma.

Aquí quiero ser firme y contundente: no va a haber medias tintas, todo aquel que no esté justificado el desplazamiento la Policía lo va a mandar a su domicilio y va a incoar expediente sancionador.

Esto va de todos y entre todos y no puede ser que nadie se quiera desmarcar.

- ¿Cómo se imagina el día después de este confinamiento?

Con el orgullo de una sociedad que nuevamente ha vuelto a superar una de las pruebas más difíciles, si no la más difícil. Diremos que lo superamos entre todos juntos. Podremos mirar con orgullo hacia atrás, homenajear a todos los héroes, homenajear a todos aquellos que desgraciadamente nos hayan dejado y seguir sintiendo que podemos estar profundamente orgullosos.

María López