EFEMadrid

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha criticado que el Ministerio de Sanidad no presentara este jueves a las comunidades autónomas en el Consejo Interterritorial de Salud un informe jurídico que avale posibles restricciones de movilidad en horario nocturno, y ha vuelto a exigir un marco homogéneo que evite incertidumbres.

En declaraciones en Telecinco el regidor ha considerado "disparatado" que tras ocho meses de pandemia las autonomías aún no puedan tener "claro legalmente" el marco jurídico en el que pueden moverse para tomar medidas anticovid, de manera que cada Tribunal Superior de Justicia "está dictando resoluciones contrarias", lo que "sume aún más en el desconcierto" a autoridades y ciudadanos.

"El Gobierno debería entender que no se puede ir a un Consejo Interterritorial sin un informe jurídico que avale las medidas que está planteando", se ha quejado, antes de apuntar que si el Ministerio hubiera hecho ese trabajo ya estaría resuelta la situación para poder plantear medidas ante un problema "urgentísimo".

Almeida ha insistido en defender las medidas que ya venía aplicando la Comunidad de Madrid antes de que el Gobierno decretase el estado de alarma, es decir, restricciones de movilidad por zonas básicas de salud, que "se ha demostrado" que ha funcionado.

Y para apuntalar su idea, ha recalcado que en unas semanas Madrid ha pasado de ser la primera autonomía con más contagios a ser la séptima, y que en la capital en un mes hayan descendido un 50 %.

Ahora, cuando además se sabe que "un tercio" de los contagios se produce en personas de entre 15 y 29 años y en situaciones (fiestas o reuniones) que tienden a darse por la noche, el alcalde cree que deberían adoptarse restricciones en esa franja horaria.

Eso sí, ha pedido que esas restricciones "se llamen como se llamen" (sin entrar en el debate de si se debe calificar como toque de queda o confinamiento nocturno) se hagan en un marco "jurídicamente viable".

El alcalde, por otro lado, ha confiado en que las medidas que se adopten por parte de la Comunidad de Madrid no dificulten la actividad de la hostelería y la restauración, que "no tienen que pagar la situación" después de haber hecho "inversiones importantes" para garantizar las medidas de seguridad.

"Está acreditado que no son focos ni mucho menos de contagio", y debe lograrse el equilibrio entre salud y economía, ha apuntado.