EFEMadrid

El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha defendido la petición de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de cerrar la región sólo en los días del puente de Todos los Santos, postura que ve "lógica y razonable" para afectar con "proporcionalidad" la libertad de movimiento.

Los gobiernos de Castilla y León y Castilla-La Mancha decretarán el confinamiento perimetral de sus territorios para prevenir la expansión de los contagios de la covid-19 hasta el próximo 9 de noviembre, mientras que Madrid ha pedido al Gobierno cerrar por días de cara únicamente al puente de Todos los Santos.

Para ello Ayuso ha solicitado por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cambiar una parte del Real Decreto del 25 de octubre por el que se declaró el estado de alarma en todo el país para poder aplicar restricciones a la movilidad por un periodo inferior a siete días.

En una entrevista con Telemadrid recogida por Efe, Martínez-Almeida ha alegado que "las restricciones a la movilidad obedecen a que hay un puente", por lo que estima coherente "ceñir la restricción de un derecho fundamental a lo que dure un puente".

Según el alcalde, no es que Ayuso "no quiera perimetrar Madrid", sino que quiere hacerlo "en condiciones razonables".

El también portavoz nacional del PP ha pedido, ya que el estado de alarma apunta a las autonomías como autoridades delegadas, que el Gobierno "deje que sean las comunidades autónomas las que decidan qué es lo mejor en cada momento".

Además, ha alegado Martínez-Almeida, las ofertas formuladas por Sánchez para rebajar la duración de la prórroga del estado de alarma demuestran "que se puede modificar" el decreto".

"Le diría al Gobierno de la nación que sea claro, que establezca un marco normativo en el cual las comunidades autónomas se puedan desenvolver (...) que deje que si las comunidades autónomas tienen que tomar decisiones lo hagan en función de la experiencia que ya tienen", ha insistido, al tiempo que ha defendido que el modelo adoptado por Madrid con restricciones a la movilidad por zonas básicas de salud "está funcionando".

Por último, ha argumentado que el PP se abstendrá este jueves en la votación de la prórroga del estado de alarma porque, si bien es el único instrumento legislativo que hoy por hoy permite actuar contra la pandemia, esto es así por culpa de "la inacción legislativa del Gobierno", que además pretende eludir "cualquier tipo de control" tanto parlamentario como judicial durante seis meses.