EFEZaragoza

La Comunidad aragonesa regresará el próximo lunes a la fase 3 agravada por la pandemia de covid-19, lo que implica el cierre de todos los establecimientos no esenciales a las 20 horas, el mantenimiento de los confinamientos perimetrales de las provincias y de la región y la reducción de determinados aforos.

Son "decisiones difíciles" adoptadas "en base al principio de precaución" y ante las previsiones de un aumento de contagios si no se adoptan medidas, como ha explicado en rueda de prensa la consejera de Sanidad, Sira Repollés.

Las nuevas medidas fijan el aforo interior de la hostelería al 30 % y al 50 % el exterior, con un máximo de cuatro y seis personas por mesa, respectivamente, y la prohibición de fumar en el exterior y del consumo en barra.

Los establecimientos comerciales no esenciales cerrarán a las 20 horas y se limita el aforo al 25 %.

Los gimnasios se mantienen al 30 % de capacidad en el interior con duchas y vestuarios abiertos y las actividades culturales al 50 % y con butacas asignadas y con el inicio de la actividad antes de las 20 horas.

Se mantiene el confinamiento de la Comunidad y provincial, la limitación de la movilidad de las 23 a las 6 horas y la prohibición de la celebración de festividades patronales hasta el 31 de mayo, fecha del fin del actual estado de alarma.

En la actualidad, según ha precisado la consejera, el índice de reproducción básico de la covid-19 es de 1,19, lo que significa "una evolución multiplicadora de los contagios" y que la próxima semana cada infectado contagie a más de una persona.

La tasa de incidencia acumulada en la última semana también crece hasta 148,2 casos por cada 100.000 habitantes cuando, ha recordado, hace quince días era de 110, y asciende a 246,9 en 14 días.

La positividad se situó ayer en el 12,69 %, correspondiente a 1.179 pruebas, aunque la global en los últimos siete días es del 13,27 %.

En hospitalización la tendencia sigue positiva, con una ocupación de camas UCI del 19 %, (44 pacientes), si bien, ha advertido de que el aumento de contagios se traduce en ingresos en días siguientes.

Respecto a las vacunas, el gerente del Salud, José María Arnal, ha informado de que la próxima semana se tiene previsto inocular en Aragón 7.435 dosis que podrían ascender a 8.922 si en lugar de cinco salen dosis de cada vial.

Sira Repollés ha apelado a la responsabilidad de la ciudadanía y ha asegurado que no se descartan medidas más restrictivas, reducciones de aforos y del periodo de movilidad e incluso confinamientos perimetrales de las capitales y de municipios superiores a 10.000 habitantes si no se controla el aumento de contagios.