EFEBarcelona

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha celebrado este viernes en Twitter que el expresidente catalán Carles Puigdemont haya quedado en libertad sin medidas cautelares tras pasar una noche en la cárcel de Sassari, en la isla de Cerdeña (Italia), y ha abogado de nuevo por una amnistía general.

Aragonès ha escrito en esta red social: "Celebramos que el presidente Puigdemont quede en libertad, pero seguimos condenando la persecución judicial que desde hace cuatro años lo fuerza a vivir en el exilio".

Acto seguido, ha añadido: "Exigimos la liberación total de todos los represaliados. La represión solo se parará con amnistía y autodeterminación".

La presidenta del Parlament, Laura Borràs, que se ha desplazado esta tarde hasta Cerdeña, ha sido de las primeras en saludar a Puigdemont cuando el expresident ha abandonado la cárcel.

También ha sido de las primeras en informar en Twitter de que Puigdemont "queda libre sin medidas cautelares".

El secretario general de JxCat, Jordi Sànchez, ha aplaudido que "la España tramposa y burda siempre pierde", puesto que "Italia también cree en la justicia".

Ha subrayado así la "nueva derrota del Tribunal Supremo español", y ha agregado: "Seguimos hasta su derrota, que será nuestra independencia".

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, ha expresado su "emoción inmensa" y se ha mostrado convencido de que el independentismo podrá "conquistar todas las metas que se proponga" si actúa "unido".

El exconseller Josep Rull, que quedó en libertad al ser indultado por el Gobierno -igual que Sànchez y Cuixart-, ha reivindicado por su parte que el hecho de que Puigdemont haya salido de la cárcel "acompañado por el presidente de Cerdeña y por el presidente del parlamento de Cerdeña es una metáfora democrática de una potencia arrolladora".