EFEBarcelona

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha defendido este lunes que el "proceso de negociación" entre el Ejecutivo central y el catalán debe proseguir para "hacer posible que lo que se hace en Escocia sea posible en Cataluña".

Así se ha expresado el president catalán ante, entre otros, el rey Felipe VI, en el marco de la gala de entrega de los XIV premios Carles Ferrer Salat organizados por la patronal Foment del Treball en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC).

Para Aragonès, en este "proceso de negociación cada parte debe defender legítimamente su posición".

La de la Generalitat, ha apuntado, es "ampliamente conocida" y pasa por la amnistía y un referéndum de autodeterminación, es decir, "hacer posible que lo que se hace en Escocia sea posible en Cataluña".

"Es importante que el proceso de negociación prosiga", ha asegurado, porque la "estabilidad" que requiere cualquier sistema político "no es sinónimo de inmovilismo sino de avanzar y adaptar las instituciones" a las "aspiraciones" de cada sociedad.

Aragonès también ha aprovechado, a raíz de las suspicacias surgidas alrededor del sistema de inmersión lingüística en los centros educativos catalanes, para recordar que "la lengua es uno de los elementos que nos definen como sociedad".

Por ello, ha reclamado "la máxima complicidad" para defenderla, especialmente "en unos momentos en los que tiene muchos retos y alguna amenaza también".

El jefe del ejecutivo catalán ha asegurado, asimismo, que "Cataluña tiene todos los ingredientes para ser un país de prosperidad compartida y oportunidades", pues cuenta con "un ecosistema económico mucho más equilibrado que el que afrontó la crisis anterior".

También ha llamado a "la autoestima", "abandonando toda autocomplacencia" y superando "autoflagelaciones estériles".

Como ejemplo de algo que debe aportar autoestima a los catalanes ha señalado la vacuna contra la COVID-19 que desarrolla la catalana Hipra.

Por otra parte, ha insistido en solicitar una mayor "cogobernanza" en la gestión de los fondos europeos, ha celebrado que el Parlament vaya a validar los presupuestos catalanes y ha subrayado el papel que debe jugar Barcelona y su área metropolitana como punta de lanza de Cataluña.