EFEMadrid

El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC), ha reivindicado este jueves la "vía catalana" del diálogo ante lo que ha calificado como juicio "político" en el Tribunal Supremo y el "fracaso" de la "vía española" del Gobierno de Pedro Sánchez, a quien ha invitado a retomar la negociación con el Govern.

Aragonès ha comparecido en rueda de prensa en la Delegación de la Generalitat en Madrid, tras las declaraciones de Oriol Junqueras y de Quim Forn en el Supremo como acusados del juicio del "Procés".

"Más que nunca vemos que es un juicio político y cada día que pase lo ratificaremos. Y ante este juicio político, el Govern reafirma su compromiso y la convicción de que solo negociando, solo dialogando y sólo votando se resuelven los problemas", ha señalado.

El vicepresidente catalán ha elogiado que Junqueras haya evidenciado que sus "principios, convicciones y compromiso con los ideales no solo continúan intactos, sino más firmes que nunca".

Para Aragonès, "si alguien se pensaba que un año y cuatro meses de prisión injusta harían que estuviera debilitado, arrepentido o asustado, han visto que no. Le han hecho más fuerte, más valiente, más firme, más claro y más clarividente que nunca en defensa de sus principios políticos".

Asimismo, ha subrayado que Junqueras "se ha consolidado en el juicio en su papel de referente, al lado de otros referentes que hay en el independentismo", como por ejemplo Carles Puigdemont y "muchas otras personas", ha recordado.

Como también ha destacado que Forn, en su intervención, ha "defendido la profesionalidad de los Mossos" y las actuaciones que desde la Consellería de Interior se llevaron a cabo "de acuerdo con la ley", pese a que ha acusado a la Fiscalía de "persistir en un relato basado en unos hechos que no se han producido".

El dirigente republicano ha lamentado, sin embargo, que "la silla de enfrente sigue vacía" en la negociación con el Gobierno. "Este juicio -ha opinado- certifica el fracaso de los políticos del Estado que se han negado a encontrar una solución dialogada, acordada, negociada y ratificada por los ciudadanos".

"Ante el fracaso de la vía española, proponemos la vía dialogada y democrática: la vía catalana, en definitiva", ha afirmado el número dos de ERC y del Govern. "Seguimos apostando por el diálogo. Lo sabe el Gobierno del PSOE, que seguimos a disposición de seguir hablando, porque se lo hemos hecho llegar en público y privado, también desde el viernes (cuando se rompieron las negociaciones)".

Una decisión de Moncloa de "levantarse de la mesa" que fue un "error" y que, ha sugerido, "la tomaron un día antes". "La tenía tomada y buscaban la excusa para poder hacerlo. Se equivoca quien piensa que los costes políticos a corto plazo (de dialogar) son más grandes que los costes en términos históricos" de no hacerlo.

"Si alguien ha hecho un calculo de costes se equivoca y ha optado por cortoplacismo político. Es un error", ha señalado el vicepresidente catalán y conseller de Economía.