EFEBarcelona

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha tendido este miércoles la mano al Gobierno de Pedro Sánchez para buscar, en la mesa de diálogo entre ambos ejecutivos, una solución al "conflicto político" catalán que pueda ser votada por la ciudadanía de Cataluña.

En su intervención en la sesión inaugural de la XXXVI Reunión del Cercle d'Economia, bajo el título "La gran reconstrucción. Retos y oportunidades para la empresa, la economía y la política", Aragonès ha apostado por "abrir, mediante el diálogo y la negociación, una etapa en la que las diferentes propuestas de solución del conflicto político se puedan poner sobre la mesa".

"Queremos una solución que pueda ser ratificada por la ciudadanía de Cataluña", ha dicho Aragonès, que ha insistido en que defenderá una solución "basada en la autodeterminación y la amnistía" y ha subrayado que el Gobierno "tiene la obligación de presentar su propuesta" para resolver el conflicto catalán.

Según Aragonès, existe ahora "una oportunidad, en el escenario político, de poder avanzar en la gestión del conflicto político", por lo que es "imprescindible pasar de confrontar las propuestas solo a nivel retórico a hacerlo a nivel práctico".

El president ha expresado su "compromiso" con esta "etapa de diálogo y negociación" y se ha mostrado abierto a "debatir, contraponer modelos, avanzar en este proceso", pese a que "no será fácil, será extremadamente complicado, habrá muchas dificultades".

No obstante, "si se producen pasos adelante en las próximas semanas, será una señal de que se puede avanzar en este camino", ha añadido, en posible alusión a los indultos a los líderes independentistas en prisión.

Para que la mesa de diálogo dé frutos, ha insistido, "debe haber toda la voluntad y todo el esfuerzo para gestionar de una manera diferente el conflicto político" y "avanzar hacia una solución".

"Una sociedad madura como la sociedad catalana no debe tener miedo a abordar todos los debates. La obligación de las instituciones es adaptarnos a la evolución de la sociedad", ha reflexionado Aragonès, que ha recordado que dos años atrás, en las jornadas del Cercle d'Economia, defendió "comenzar a caminar" a partir de la Declaración de Pedralbes sellada por Pedro Sánchez y Quim Torra en 2018.

"Esto puede ser posible en las próximas semanas. Por mi parte hay toda la voluntad. Espero que también sea la voluntad del Gobierno del Estado", ha afirmado Aragonès, que ha aprovechado para reclamar el traspaso al Govern del puerto de Barcelona, el aeropuerto del Prat y el Consorcio de la Zona Franca.

En el turno de preguntas, un empresario ha preguntado a Aragonès qué imagen dará Cataluña cuando el primer ministro italiano, Mario Draghi, venga a Barcelona el viernes a recoger un premio del Cercle y él esté en Bélgica reunido con el expresident Carles Puigdemont.

"La agenda institucional del Govern es bastante intensa. Evidentemente que el Govern este viernes estará presente en este acto de reconocimiento a Draghi. El Govern estará, como lo está, y estamos decididos a estar presentes en todos los ámbitos que impliquen a la ciudadanía de Cataluña", ha respondido Aragonès.

Al acabar el turno de preguntas, el presidente del Cercle, Javier Faus, ha agradecido a Aragonès que esta tarde participe en un acto con empresarios junto al rey y al presidente de Corea del Sur.

"Quiero que sepáis que el president a mí me dijo personalmente hace dos semanas que tenía un viaje -ha dicho respecto a su ausencia el viernes- y te agradezco mucho que puedas pasar, aunque sea unos minutos, a saludar al rey y al presidente de la República de Corea", ha asegurado Faus.