EFEBarcelona

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha afirmado este lunes que los indultos a los líderes del procés en prisión representan un "primer paso", aún "insuficiente" para resolver el "conflicto político" catalán, que "corrige una sentencia del Tribunal Supremo que fue injusta".

Aragonès ha hecho estas declaraciones desde Amposta (Barcelona), adonde se ha desplazado en una visita institucional tras declinar su asistencia al acto del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Teatre del Liceu de Barcelona, en el que ha anunciado que propondrá mañana al Consejo de Ministros aprobar los indultos.

"Con esta decisión del Gobierno español, se corrige una sentencia del Tribunal Supremo que fue injusta. Con esta decisión hay una corrección, una enmienda a una sentencia injusta, porque defender y trabajar para que la ciudadanía de Cataluña pueda decidir libremente su futuro nunca puede ser delito", ha recalcado Aragonès.

"Organizar un referéndum nunca puede ser delito", ha insistido.

El president ha advertido de que los indultos "no aportan ninguna solución a una represión que va mucho más allá" de los nueve presos del procés y que, a su juicio, deriva de una "causa general contra el independentismo encabezada por el Tribunal Supremo".

Según Aragonès, los indultos anunciados por Sánchez son "un primer paso" en el camino del diálogo, pero aún lo considera "insuficiente e incompleto", porque "debe ir seguido de una negociación".

En la mesa de diálogo entre la Generalitat y el Gobierno, ha dicho, cada parte deberá "exponer sus propuestas" para resolver el "conflicto político".

La propuesta que defenderá el Govern, ha recordado, pasa por una ley de amnistía y el ejercicio del derecho a la autodeterminación con un referéndum sobre la independencia de Cataluña.

Sobre su decisión de no asistir a la conferencia de Sánchez en el Liceu, Aragonès ha comentado que, "por una cuestión de normalidad institucional", espera poder conocer su propuesta política "mucho más detalladamente" en la reunión que tienen previsto celebrar los dos presidentes antes de finalizar este mes de junio.