EFEBarcelona

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès, y la presidenta del gobierno balear, Francina Armengol, han mostrado este viernes su sintonía en cuestiones como la defensa del catalán en la futura ley estatal del audiovisual, los fondos europeos o los de covid.

Aragonès y Armengol se han reunido una hora y cuarenta minutos en el Palau de la Generalitat, en su primera entrevista desde la investidura del presidente catalán en mayo.

En una comparecencia conjunta en la Galería Gótica del Palau, al término de la reunión, Aragonès ha subrayado su voluntad de fortalecer la "relación institucional" entre Cataluña y Baleares, "dos territorios hermanos", según ha resaltado, y ha anunciado su intención de devolver la visita a Armengol a finales de noviembre.

Aragonès ha puesto de relieve la "voluntad de colaboración" de ambas partes en cuestiones como, por ejemplo, los fondos europeos Next Generation, que los dos han coincidido en destacar como cruciales para "fortalecer" y "diversificar" las economías catalana y balear.

Ambos gobiernos explorarán, ha señalado el president, "espacios de colaboración" en este sentido, por ejemplo en "movilidad eléctrica", teniendo en cuenta que en Baleares hay "proyectos muy avanzados" sobre nuevas fuentes de energía, como la del hidrógeno.

Tras corroborar que Cataluña y Baleares son "dos territorios hermanos" que comparten "lengua, cultura e historia común", Armengol ha resaltado los intereses económicos "compartidos" y, en relación con los fondos europeos, ha animado a "aprovechar esta oportunidad" para desarrollar un turismo "más sostenible".

Otro de los puntos abordados ha sido la ley del audiovisual que prepara el Gobierno del Estado: Aragonès ha compartido con Armengol el planteamiento de la Generalitat en defensa de la inclusión de cuotas de protección del catalán en la producción audiovisual.

Aragonès ha reclamado al Gobierno de Pedro Sánchez "resolver" esta cuestión "antes de la tramitación" de los presupuestos generales del Estado, en la que los votos de los 13 diputados de ERC pueden ser decisivos para su aprobación.

Por su parte, Armengol ha hecho hincapié en que la nueva ley del audiovisual tenga en cuenta la financiación de las televisiones públicas autonómicas y ha defendido la protección del catalán.

La presidenta balear ha celebrado que haya "un Gobierno más sensible con esta realidad lingüística" en España y ha dicho que espera que "sean capaces de tomar las decisiones adecuadas para proteger y divulgar" el castellano en la futura ley, "sin olvidar" las otras lenguas cooficiales, como el catalán.

Otro de los temas abordados ha sido la financiación, después de que a primera hora de la mañana Armengol advirtiera en declaraciones a TV3 de que, si el gobierno catalán no se implica en la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica, quienes saldrán perdiendo son los propios catalanes.

En la comparecencia conjunta, Armengol ha evitado reiterar esa advertencia, si bien ha remarcado que ella piensa estar "en todas las mesas de negociación en defensa de los intereses de los ciudadanos" baleares.

"Nos jugamos mucho con el nuevo sistema de financiación", ha alertado Armengol, que ha denunciado la "infrafinanciación histórica" de territorios como Baleares o Cataluña, que "crecen en población".

Aragonès, a su vez, ha asegurado que ambos territorios quieren ser "responsables de los recursos fiscales que generan" y ha denunciado que el modelo actual de financiación ofrece recursos "insuficientes" para Cataluña y Baleares.

No obstante, ha evitado comprometerse a constituir un frente común con Baleares y otras comunidades con intereses parecidos, porque el "planteamiento político de futuro" del gobierno catalán pasa por la autodeterminación, y no por la reforma de la financiación.

"El horizonte político que nosotros planteamos es un referéndum sobre la independencia", ha recalcado Aragonès, aunque "hay aspectos a corto plazo que hay que resolver", como es el mantenimiento de los fondos covid "para el año que viene".