EFEMadrid

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha asegurado que en las elecciones autonómicas del 4 de mayo sólo hay una papeleta que no obliga a elegir "entre dos bandos", la encabezada por Edmundo Bal, que se presenta "con las manos limpias para luchar contra la corrupción", la "cabeza bien clara" para impulsar políticas económicas y "corazón" para garantizar las políticas sociales.

Arrimadas ha participado este sábado en el acto de apertura de la campaña electoral de Ciudadanos en la plaza de Ópera de la capital, donde Bal ha estado arropado por la líder del partido y por la vicealcaldesa, Begoña Villacís, mitin al que han acudido, entre otros, los exconsejeros de esta formación Ignacio Aguado, Manuel Giménez y Ángel Garrido, y poco público por las restricciones del coronavirus.

La presidenta de la formación naranja ha reconocido la labor "magnífica" de los consejeros de Ciudadanos en los dos años de Gobierno con el PP en la Comunidad, un proyecto que "funcionaba bien", y que "a alguien se le ha ocurrido romper por un capricho".

Arrimadas ha recalcado que, tras el paso de Ciudadanos por el consejo de Gobierno madrileño, "la diferencia se palpa" si se compara con los años de mayoría absoluta del PP, en los que surgían "escándalos de corrupción", las políticas sociales estaban "olvidadas" y "no había el despegue económico que ha habido con el consejero de Ciudadanos".

"Eso es libertad, eso es gestionar bien", ha aseverado Arrimadas, que ha pedido acudir a votar para no permitir que "un puñado de votos" acaben con el proyecto que se puso en marcha hace dos años y que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, -a la que no ha nombrado- puso fin. "Es la primera vez que veo romper un Gobierno para ir a peor, qué frivolidad", se ha lamentado.

Ante el 4M, Arrimadas ha señalado que hay muchas "papeletas" electorales, pero solo una, la de Ciudadanos con Edmundo Bal de candidato, es la "garantía de que no nos roben la libertad", porque "ser libre es que no te hagan elegir entre dos bandos, entre las políticas sociales con corazón y las políticas económicas con la cabeza".

"Pongamos cabeza y corazón en las urnas el 4 de mayo", ha insistido Arrimadas, que ha destacado la valentía de Bal y de los miembros de su partido, por lo "difícil que es ser sensato en tiempos de polarización, ser de centro en tiempos de bandos, y ser honesto en tiempos de compra de voluntades".

Bal, según su presidenta, se presenta "para ser presidente de todos, no de una mitad contra la otra", con la idea de gestionar, "no insultar".

Arrimadas ha insistido en que el 4 de mayo hay que optar por no romper "lo que funciona", porque solo hay dos alternativas: un Gobierno de Ángel Gabilondo con Pablo Iglesias, "preparaos los bolsillos", o un Gobierno con una formación "que mira hacia atrás", y ha pedido evitar que los extremos gobiernen la Comunidad.

"Nos toca el papel difícil, el de la sensatez, no dejarnos llevar por las vísceras", y ante eso solo una lista "une manos limpias, cabeza fría y corazón caliente".

Por su parte, Villacís ha reivindicado la labor del partido naranja en el Gobierno de coalición con el PP en el Ayuntamiento de la capital, pero también el trabajo en el Ejecutivo regional que se truncó el pasado 10 de marzo con la convocatoria electoral, y ha coincidido en que la ciudad "no es de bandos" sino "alegre" y abierta "con todo el mundo".