EFEMadrid

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha asegurado este sábado que su partido seguirá luchando "hasta el final" para que no se apruebe la nueva ley de Educación o Ley Celaá -que tiene que pasar aún el trámite del Senado- y el castellano deje de ser lengua vehicular en la enseñanza en Cataluña.

Arrimadas, durante un encuentro con coordinadores autonómicos de su partido este sábado, ha dicho que hasta el momento lo que ha habido es "una votación" en el Congreso, pero queda tramitación parlamentaria y "estaremos luchando hasta el final".

Además, ha advertido de que, si al final se aprueba la ley, la llevarán al Constitucional y a Europa.

Ha dicho que, sin esa ley, "ya se violan los derechos de nuestros hijos en Cataluña y otras comunidades autónomas" para recibir enseñanza en castellano y ha culpado de esa situación también a los gobiernos del PP.

"Sólo hay un partido que jamás ha blandeado en este tema y no se ha vendido por cuatro votos", ha manifestado Arrimadas aludiendo a las posiciones que ha tenido en este asunto Ciudadanos, por un lado, y el PP, por otro, cuando José María Aznar necesitó de los votos de la CiU de Jordi Pujol.

Asimismo, ha criticado que la Ley Celaá pretenda que se puedan aprobar cursos sin tener aprobadas las asignaturas y ha acusado al Gobierno de querer "tapar" de esa manera el fracaso escolar en España en las estadísticas que se hacen y que eso le preocupa.