EFEOviedo

Asturias ha entrado en la nueva normalidad, dentro del semáforo de riesgo diseñado por el Ministerio de Sanidad, al haber reducido la incidencia acumulada a dos semanas por debajo de 25 casos por cada cien mil habitantes.

Asturias, que ya era la única comunidad autónoma en riesgo bajo (25-50 casos), se convierte ahora también en la primera en entrar en la nueva normalidad, al haber reducido la incidencia a lo largo del pasado fin de semana de 27,4 a 21,9 casos, frente al promedio nacional de 83,4, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Sanidad.

El Principado también marca, con mucho, la incidencia acumulada a siete días más baja del país, 1,77, frente a la media del país de 33,9.

Según el balance publicado este lunes por el Principado, en la jornada de ayer se detectaron cinco nuevos contagios, la cifra más baja desde julio de 2020.

Pese a que la entrada en la nueva normalidad se ha producido ahora, el consejero de Salud, Pablo Fernández, ya había asumido la llegada de esta situación durante la semana pasada al presentar la comunidad unas incidencias acumuladas muy inferiores a las del resto del país en todos los rangos de edad y también unas tasas muy bajas de hospitalizaciones (hoy, menos del 1 % en planta y 3,7 % en uci) y de positividad de las pruebas diagnósticas (0,6 %).

Pese a ello, las autoridades sanitarias asturianas insisten en la necesidad de mantener la prudencia y el titular de Salud ha reiterado hoy mismo la petición de no caer en la euforia.

"Los datos epidémicos constatan mejoría, pero no debemos caer en triunfalismo y euforia por el bien de todos", ha pedido en una comparecencia parlamentaria.

La mejoría de la situación epidemiológica ya llevó al Principado a relajar hace algo más de una semana las restricciones impuestas por la crisis sanitaria, de modo que el ocio nocturno ya puede abrir hasta las cuatro de la mañana y los bares pueden servir en barra.

Asturias, que ha estado a la cabeza del país en la campaña de la vacunación contra la covid, supera ya un 91 por ciento de la población diana (más de 12 años) con la pauta completa.