EFEMadrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha opinado este jueves que volver a hacer obligatorias las mascarillas en exteriores es una "ocurrencia de última hora" porque "no aporta gran cosa".

Lo ha dicho Ayuso tras una visita a la Agencia de Seguridad y Emergencias de Madrid 112 (ASEM112) para felicitar la Navidad a los profesionales que durante estos días permanecen de guardia, en alusión a la aprobación este jueves en Consejo de Ministros de un decreto que recupera la obligatoriedad del uso de mascarillas en exteriores.

Ayuso ha opinado que "a estas alturas" de la pandemia "ya sabemos cómo protegernos" y ha pedido a los ciudadanos que se vacunen y se ayuden a ellos mismos y a los demás a salir adelante.

En este punto ha recordado que los "no vacunados" tiene una situación "más complicada" ante el contagio por covid.

Ha defendido el modelo de la Comunidad de Madrid, que no ha "cambiado" ni "improvisado", que es fomentar la "cultura del autocuidado" y la "responsabilidad individual" ofreciendo a su vez datos e información a los ciudadanos para que se protejan pero que al mismo tiempo todo siga con "cierta tranquilidad".

Ayuso ha recordado que la pandemia "no ha concluido" y obliga permanecer en alerta y además de una "amenaza sanitaria" puede "comprometer el futuro del país si se aborda desde la vacilación o buscando la rentabilidad política", ha aseverado.

Por su parte, el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha informado de que su departamento sopesa empezar a poner la dosis de refuerzo "en pocos días" a la franja de edad de 50 a 55 años, dado que ayer se abrió la vacunación para los trabajadores esenciales inmunizados con AstraZeneca y tuvo "buena respuesta".

También ha informado de que este miércoles, cuando se abrió la vacunación a niños de 8 años, 10.000 niños se vacunaron en la Comunidad de Madrid, y se pusieron otras 60.000 dosis para adultos.