EFEMadrid

La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha respondido al Gobierno de Pedro Sánchez que si la Comunidad "va tarde" para afrontar la segunda ola de la crisis sanitaria del coronavirus "desde luego no será por nuestra parte", ya que la región ha pedido en reiteradas ocasiones estrategias conjuntas y medidas específicas para Madrid.

En declaraciones en Trece TV, la presidenta ha respondido así al ministro de Sanidad, Salvador Illa, que este lunes ha reclamado a Ayuso que se "deje ayudar y que escuche", tras asegurar que "vamos tarde" en la región, donde hay transmisión comunitaria, incremento de casos y fallecidos, por lo que ha insistido en que hay que actuar con determinación.

Ayuso ha subrayado que a quien tiene que contestar es al propio presidente del Gobierno, con quien se reunió la pasada semana y a quien ha pedido en reiteradas ocasiones en los últimos meses que se coordinen medidas entre ambas administraciones para abordar riesgos como la entrada de contagios a través del aeropuerto de Barajas, un plan nacional para afrontar la vuelta al colegio o que, a su juicio, tras doblegar la curva de contagios de la primera ola no hubiera "una estrategia para posibles brotes".

"Si vamos tarde desde luego tengo claro que no será por nuestra parte", ha recalcado Ayuso, que ha pedido a Pedro Sánchez que vuelva "a la foto" de unidad de la pasada semana, porque "por algún extraño motivo" desde Moncloa "se ha decido trasladar a la opinión pública que hay desencuentros, rifirrafes, que hay pulsos", cuando lo que se acordó fue colaborar y no "tutelar" a Madrid desde el Estado.

Según la presidenta regional, han sido los ministros de Sánchez quienes "a lo largo de la semana han decidido que nos llevamos mal, que nos hemos enfangado en encontronazos" que asegura que Madrid no ha provocado, porque "no nos hemos movido ni un solo momento de nuestra línea".

"Sabemos qué queremos para Madrid, y eso no quita que dialoguemos y que, si el Gobierno nos traslada propuestas que consideramos que son buenas, por supuesto las integremos", ha afirmado.

Ha dicho comprender que muchos madrileños estén "perdidos" -"yo también", ha admitido, por las exigencias de los últimos días de Illa a la Comunidad-, porque están "siendo víctimas de mensajes distintos y de descoordinación", y ha lamentado que desde que el Gobierno central se sentó a hablar con Madrid hace una semana "todo ha sido un desorden".

"Ahora hay más desorganización que cuando estábamos solos", se ha quejado, antes de recalcar que siempre que Moncloa quiera hablar ella estará dispuesta a hacerlo, "pero no cambiemos los mensajes sobre la marcha, no utilicemos Madrid para otras cuestiones que están de fondo".

Ayuso ha insistido en que su gabinete no ha dejado de trabajar ni un solo día para mejorar la capacidad hospitalaria, para diseñar la vuelta al cole, para aumentar la capacidad de hacer test a los ciudadanos o para impulsar la recuperación económica, y ha lamentado que desde el Gobierno se quiera dar una imagen de "desencuentro constante" que está haciendo "mucho daño" y provocando el "hastío absoluto" de los ciudadanos.

"Por eso prefiero que volvamos a sentarnos a la mesa, que volvamos a hablar al unísono", ha seguido diciendo.

La presidenta ha afirmado que "lo fácil" es confinar a todo el mundo como se hizo en marzo, pero si hoy se repite esta situación "vamos a arruinar a todos", por lo que hay que "buscar algo intermedio", métodos "alternativos" que sean "justos".

"Si hay que llegar a más restricciones se hará, esto no es una guerra de egos, no tengo nada que ganar con esto, pero sí sé que hay que hacerlo de manera comedida", ha explicado.

"Para mí la solución es localizar al 1 % (de la población) que van contagiando, y que el 99 % restante siga haciendo su vida", porque los ciudadanos "necesitan trabajar", los mayores "necesitan salir" y "mucha gente está deprimida".

Y para ello ve necesario que el Gobierno de Sánchez ayude a que se cumplan las cuarentenas de quienes den positivo, y también le ha reclamado que ayude a que los test se puedan hacer en las farmacias.

A los ciudadanos Ayuso les ha invitado a que confíen en su Gobierno, y les ha pedido "disculpas" porque "vienen momentos difíciles" y "vamos a complicarles la vida con las restricciones de movilidad", pero es algo necesario. "Si todos lo hacemos, lo conseguiremos".