EFEMadrid

La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, ha anunciado hoy que había acordado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, acometer la transferencia definitiva de tráfico y seguridad vial a la comunidad Navarra a través de su policía foral.

En rueda de prensa tras un primer encuentro con Sánchez, Barkos ha informado de que esta traspaso se materializará entre diciembre y enero en el marco de la Junta de transferencias.

La presidenta ha reconocido que no tiene una fecha para la firma, dado que la transferencia requiere "un plazo de tiempo" si bien ha asegurado que tendrá lugar en esta legislatura foral, que acaba en mayo.

Barkos ha subrayado que existe "un compromiso público y declarado" de acometer la transferencia "con vocación definitiva" y, por supuesto hay estimaciones y cifras sobre el coste que supone, pero eso, ha dicho, "son números que se corresponden con la aportación de Navarra al Estado por las competencias no asumidas".

Un comunicado de Moncloa señala que Sánchez ha confirmado a Barkos que el Gobierno iniciará las negociaciones con Navarra para el traspaso de competencias de tráfico y seguridad vial, en virtud de la sentencia del Tribunal Supremo que considera que ambas materias forman parte de sus derechos históricos.

La última transferencia a Navarra se produjo en 2001 y la plantilla actual de la Policía foral, que ayer cumplió 90 años, es de unos 1.040 efectivos, que habrá que ampliar cuando asuman las nuevas competencias.

Además, Barkos ha avanzado que se había acordado acelerar las negociaciones y la reforma de la ley del Convenio Económico, así como la aportación que Navarra tendrá que hacer a la hacienda estatal por las competencias no asumidas.

Ha explicado que se había convenido llevar a cabo esa reforma antes de que se acometa las negociaciones para la actualización de Navarra al Estado.

Barkos ha informado de que se había acordado "un paquete en forma de ley foral" de inversiones financieramente sostenibles por valor de 113 millones de euros, aprobada por el Parlamento navarro y que ha de ser negociada con el Ministerio de Hacienda.

En este sentido, Sánchez ha pedido a Barkos que "reformule la solicitud" y reduzca la cantidad solicitada (113 millones) para evitar riesgos que lleven al déficit.

En la rueda de prensa, Barkos ha explicado que se esta trabajando para ver el "encaje legal" de estas inversiones financieramente sostenibles y ha confiado en que se podrá "trabajar en esa senda" dado que "las puertas no están cerradas".

Ha precisado que actualmente negocian un equipo técnico de las dos administraciones y que éstos no tienen capacidad de llegar a acuerdos, y que desde Navarra se busca de manera "enormemente ambiciosa" solapar las restricciones de la ley de Estabilidad Presupuestarias y de los presupuestos actuales, "que establecen las reglas de juego y que Navarra defenderá que no sean restrictivas".

En el comunicado de Moncloa se precisa que Sánchez está abierto a continuar con las negociaciones "y trabajar en una solución satisfactoria para todos, respetando el marco legal".

Barkos se ha mostrado satisfecha con el encuentro, en el que ha hecho con Sánchez "un repaso intenso e interesante" de la política en Navarra, España y Europa y donde han establecido "coincidencias en los retos políticos".

Ha remarcado que ha sido su primera visita al Palacio de la Moncloa como presidenta de Navarra, que supone "una normalidad que debemos al conjunto de la ciudadanía".

Respecto a la concentración convocada por España Ciudadana, el domingo que viene en Alsasua como lugar simbólico para quienes defienden el constitucionalismo, en el segundo aniversario de la agresión que sufrieron dos guardias civiles y sus parejas y la que se han sumado Cs, PP y Vox, Barkos se ha referido a la libertad de expresión y al derecho a expresar las propuestas políticas.

Pero no comparte "los llamamientos numantinos" de algunos de los convocantes, así como sus postulados "que llaman a la confrontación y el enfrentamiento" y ha arremetido contra quienes quieren hacer de "Alsasua en particular y Navarra en general una foto fija", cuando esta es "una tierra de encuentro y solidaridad".

Barkos ha valorado que la princesa Leonor haya leído un artículo de la Constitución porque "es bueno que las instituciones se reúnan en torno a la Carta Magna".

Respecto a la guía escolar sobre la igualdad sexual, que es polémica por sus contenidos en la comunidad, Barkos ha defendido su redacción hecha por expertos forales, nacionales e internacionales y ha rechazado que su contenido sea erótico.