EFEMadrid

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ve más clara la inhabilitación del diputado de Podemos Alberto Rodríguez después del requerimiento que le ha remitido el Tribunal Supremo para que le anuncie la fecha en la que se le retiraría su acta, pero ha decidido pedir una aclaración al Alto Tribunal ante las demandas de Podemos y el informe jurídico de la Cámara Baja.

Ante el requerimiento que le hizo ayer expresamente a Batet el Tribunal Supremo para que le remita el informe sobre la fecha de inicio de cumplimiento de la pena de inhabilitación impuesta a Alberto Rodríguez para la liquidación de su condena, la Mesa del Congreso se ha reunido este jueves durante casi cuatro tres horas.

Tras la reunión varios miembros de la Mesa han constatado que Batet se inclina por retirar el escaño a Rodríguez.

El diputado de Podemos ha sido condenado por atentado a agentes de la autoridad a una pena de un año y 15 días de prisión, conmutable por una multa, e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena.

Durante el largo debate de la Mesa del Congreso, la presidenta ha mostrado su posición personal y otros miembros han recordado el informe de los letrados de la Cámara que consideraba que Rodríguez debía mantener su escaño al haber sido conmutada su pena de prisión por una multa, ya abonada.

Así lo ha desvelado el diputado de Vox y vicepresidente cuarto de la Mesa, Ignacio Gil Lázaro, en rueda de prensa en la que ha incidido en que Batet debería responder al Supremo con un escrito en el que conste que pedirá a la Junta Electoral Central (JEC) la ejecución de la sentencia y la retirada del escaño al diputado.

"Confío en la separación de poderes y en no tener que decepcionarme", ha insistido Gil Lázaro al tiempo que ha lamentado que Batet pida la aclaración al Supremo ante "presiones de Podemos".

Según esta formación, la presidenta ante la falta de unanimidad para pedir la ejecución de inhabilitación a Rodríguez se dirigió al secretario general del Congreso para confirmar si era ella la que tenía que tomar la decisión y con su afirmación decidió tomarse media hora para reflexionar.

Sin embargo según ha señalado la vicepresidenta segunda de la Mesa y diputada del PP, Ana Pastor, la presidenta no les ha comunicado todavía el escrito final que mandará al Supremo y que según fuentes de presidencia se dirige a pedir aclaraciones.

Este requerimiento habría sido apoyado por una mayoría de 5 a 3 y ha evidenciado nuevamente el bloque de PSOE y Unidas Podemos (5) frente al de PP y Vox (3) en la Mesa.

Y es que esta nueva decisión que hoy ha adoptado la Mesa del Congreso se produce dos días después de que el mismo órgano se apoyara en un informe de los letrados de la Cámara que permitía a Rodríguez mantener el escaño.

Este informe incidía en que la condición de diputado de Rodríguez no quedaba afectada porque no concurría "ni la causa de incompatibilidad sobrevenida contemplada en el apartado 2 en relación con el apartado 4 del artículo 6 de la Loreg", ni los artículos del Reglamento del Congreso -21 y 22- que explican cuando un diputado pierde su condición.

Es decir, que al haberse conmutado la pena de cárcel por una multa de 540 euros -ya pagada- la ejecución de la sentencia deja fuera la denominada "inelegibilidad sobrevenida".

Sin embargo en las últimas 24 horas el Alto Tribunal ha querido dejar más clara su posición al pedir a Batet la fecha de inhabilitación a Rodríguez.

"Es incuestionable...lo demás son excusas", ha avisado Ana Pastor.

Y es que de esta forma lo han visto, no sólo los miembros de la Mesa del PP y de Vox, sino también la propia presidenta como ha manifestado de forma personal y así lo ha corroborado Vox y Unidas Podemos.

Batet ha decidido pedir una aclaración al Supremo sin perjuicio de la competencia que tiene para decidir ella sola sobre el escaño de Alberto Rodríguez, pues el oficio del Alto Tribunal era personal.

"Ha hecho una defensa de la autonomía parlamentaria", ha dicho el secretario primero de la Mesa y diputado de Unidas Podemos, Gerardo Pisarello, en favor de Batet aunque también ha puntualizado que la sentencia "no dice en ningún momento que se pueda privar de su cargo a Rodríguez y el presidente del Supremo no puede inventarse una pena que no estaba en la sentencia".

Asimismo, el secretario tercero de la Mesa y miembro de la formación morada, Javier Sánchez Serna, ha incidido en que la denominada "inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo" debe darse cuando se van a producir elecciones, que no es el caso.

Desde el PSOE se incide en que la decisión de la Mesa de pedir aclaraciones al Supremo es correcta y "responsable" toda vez que el informe jurídico del Congreso señala unas conclusiones diferentes al último oficio del Supremo por lo que lo normal es pedir aclaraciones.

Por su parte, Ciudadanos que no tiene representación en este órgano ha cargado contra Batet por no haber puesto fin a este "espectáculo" y cerrar este capítulo ante un requerimiento directo del Supremo sobre un diputado condenado por pegar una patada a un policía.