EFEOviedo

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha subrayado este viernes que "la España de hoy es la que soñaron las personas represaliadas por el franquismo" que, "aunque en su momento fueron perdedores, han permitido que ahora se pueda vivir en una democracia plena en este país, que es libre y solidario".

Bolaños, junto al presidente del Principado, Adrián Barbón, ha presidido la inauguración del Jardín de la Memoria en Oviedo en un acto institucional de homenaje a las víctimas del franquismo en el que ha recordado la figura de aquellos que lucharon contra la "barbarie franquista y contra la dictadura brutal tras el final de la Guerra Civil".

Entre ellos, ha señalado a Vicente García, un asturiano que fue desplazado durante la guerra hasta Barcelona y que tuvo que emigrar a Francia, para al final acabar en el campo de concentración nazi de Buchenwald durante más de un año al ser detenido por pertenecer a la resistencia francesa y que ha sido homenajeado hoy con la Medalla de Oro de Asturias 2020 a título póstumo que ha sido recogida por su hijo Michel.

El ministro ha valorado el lugar donde se ha celebrado esta ceremonia íntima, una antigua cárcel reconvertida en el Archivo Histórico de Asturias y en la que una mujer, Hilda Farfante Gallo, hija de dos maestros represaliados por el franquismo, ha leído unos versos del poeta Juan Ignacio González mientras que era acompañado a la guitarra por el músico Tom Prendes.

"Pocos lugares tan emocionantes como éste, en el que se produjeron represión, torturas y maltratos, ponen de manifiesto lo que significan los valores democráticos que hay que tener vivos en el recuerdo para la España que tenemos que construir y que los represaliados soñaron", ha subrayado el ministro, que ha agradecido el valor de aquellos que lucharon contra el franquismo y "dieron su vida y su libertad".

Bolaños ha destacado el compromiso de Asturias con la Memoria Democrática, como apunta el preámbulo de su ley para la recuperación de la memoria democrática, que nace para establecer un marco contra la impunidad de los crímenes cometidos por el franquismo.