EFEBarcelona

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, y la consellera catalana de Presidencia, Laura Vilagrà, se reunirán el viernes en Barcelona para preparar la próxima reunión entre los presidentes del Gobierno y de la Generalitat y seguir avanzando en la reanudación de relaciones entre los dos ejecutivos.

Según han confirmado este miércoles fuentes de la Generalitat y de la Moncloa, después del encuentro del pasado 22 de junio en la Moncloa, los titulares de Presidencia de ambos gobiernos se volverán a reunir, esta vez en el Palau de la Generalitat, y posteriormente comparecerán ante los medios de comunicación.

La reunión del viernes 8 de julio, que arrancará a las 11 horas, tendrá lugar tras el encuentro de hace dos semanas en Madrid, cuando ambos ejecutivos acordaron que se llevaría a cabo una próxima reunión entre el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès.

Bolaños afirmó entonces que el encuentro entre presidentes se concretaría tan pronto como las agendas lo permitieran, mientras que Vilagrà señaló que sería antes de las vacaciones de verano; en esa línea, la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, insistió ayer en que podría celebrarse antes de que finalizara julio.

También está pendiente de fijarse la próxima reunión de la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat, que no se reúne desde el mes de septiembre del año pasado en la capital catalana.

A falta de fijar una fecha también para esa mesa de diálogo -Sánchez afirmó este fin de semana que le gustaría que también fuera en julio-, fuentes del Gobierno han informado de que la previsión es que se celebre en esta ocasión en Madrid.

En todo caso, el encuentro de este viernes entre Vilagrà y Bolaños servirá como reunión "preparatoria" para esa cita próxima entre Aragonès y Sánchez, reclamada por el presidente de la Generalitat tras desvelarse que figuraba entre los dirigentes independentistas espiados mediante el sistema Pegasus.

Sánchez y Aragonès han coincidido recientemente en dos actos de índole económica en Barcelona, aunque no han mantenido aún esa esperada reunión formal entre presidentes.

Pero, desde el Gobierno catalán, se considera que la reunión de este viernes también debe servir para abordar las "nuevas condiciones y garantías necesarias" que el Govern exigió a la Moncloa para retomar esas relaciones, que la Generalitat considera "congeladas" tras el caso Pegasus, según fuentes del Govern.

Y es que, en su encuentro de hace dos semanas en Madrid, Gobierno y Generalitat pactaron que el primer paso en la nueva fase de relaciones sería avanzar en un acuerdo marco que debe recoger la "metodología" del diálogo y la negociación posterior, así como los principios y prioridades que deben presidir las relaciones entre los dos gobiernos.

Desde la Generalitat, no obstante, se marcaron varias condiciones para restablecer las relaciones, entre ellas avanzar en la "agenda antirrepresiva" y de "desjudicialización", para poder reconstruir así una "confianza mínima" y retomar las negociaciones entre ambos ejecutivos, señaló entonces Vilagrà, tras la última reunión.

Por otro lado, fuentes de JxCat han explicado que en esta ocasión sí han sido informados de la reunión entre Vilagrà y Bolaños, después de que la reunión de hace dos semanas entre ambos dirigentes provocara fricciones entre los dos socios de gobierno en Cataluña, ya que JxCat reprochó no haber sido informado previamente, por parte de ERC, del encuentro entre los titulares de Presidencia.