EFEBarcelona

La presidenta del Parlament y nueva presidenta de Junts, Laura Borràs, ha instado a ERC a "consensuar" con JxCat cualquier decisión de la Generalitat que afecte a su relación con el Gobierno de Pedro Sánchez.

En una entrevista con Efe, Borràs ha cargado contra la reunión celebrada esta semana entre la consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà, y el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, para tratar de reconducir las relaciones entre ambos gobiernos, bloqueadas a raíz del caso de espionaje político a independentistas.

Para Borràs, la reunión del pasado miércoles en Madrid "representa una descongelación unilateral de estas relaciones", con el impulso únicamente de ERC y sin el aval de JxCat, que no ve motivos para normalizar relaciones con el Gobierno del Estado.

"El gobierno de la Generalitat es un gobierno de coalición. Debe tener en cuenta cuáles son los compromisos que se adquieren en el marco de esta coalición", ha remarcado Borràs, que ha recordado que tanto el Govern como el Parlament acordaron y anunciaron que las relaciones con el Ejecutivo central debían quedar congeladas mientras no se tomasen medidas drásticas frente al espionaje.

Como no hay "comisión de investigación" en el Congreso sobre el espionaje, ni se han asumido "responsabilidades" políticas, según Borràs, no se dan las condiciones para iniciar un deshielo con la Moncloa.

Por lo tanto, "aquello que haga el Govern, para que pueda decirse que es una acción del Govern de Cataluña, necesita de la aprobación de los miembros que conforman este gobierno, porque si no, no sería un gobierno de coalición", ha advertido.

"Cualquier acción que sea de gobierno deberá ser consensuada entre las partes del Govern. Lo que acuerde el gobierno de la Generalitat deberá ser acordado por los partidos que conforman el gobierno de la Generalitat", ha subrayado.

Borràs ha recordado que ERC y JxCat establecieron unos "mecanismos de control y seguimiento del acuerdo de gobierno", y es ahí donde hay que "consensuar previamente" cualquier decisión que quiera tomarse en nombre del Govern independentista.

REUNIÓN ARAGONÈS-SÁNCHEZ

Sobre la anunciada reunión entre el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, antes de las vacaciones de verano, no ha querido pronunciarse sobre si debe tener o no lugar.

Borràs ha reconocido que la presidencia de la Generalitat "es por sí misma una institución", pero más allá del margen de maniobra que esto le otorga, ha hecho hincapié en los "compromisos adquiridos" por el Govern y por el Parlament, de firmeza frente al Estado.

Según la presidenta del Parlament y de JxCat, "si sales a decir que es muy grave que te espíen de esta manera" pero apenas "un mes después te puedes reunir, como si no hubiese pasado nada, es obvio que queda desacreditado aquello que has dicho".

Por ello, ha pedido "respeto y coherencia" con los "compromisos" firmados para no normalizar relaciones con el Estado hasta que se depuren responsabilidades y se aclare el caso de ciberespionaje a través del programa Pegasus.

Sobre la mesa de diálogo para resolver el conflicto catalán, ha comentado que "no se convoca ni tiene agenda", por lo que en la práctica "no existe": "Es la alucinación colectiva sostenida en el tiempo de más inutilidad política que podemos ver, a tenor de los resultados que ofrece, que son exactamente cero".

INACEPTABLE SER UNA SIMPLE "GESTORÍA"

En cuanto al balance del primer año de este Govern, ha recordado que JxCat está analizando el grado de "cumplimiento" del acuerdo de legislatura, en un periodo sin apenas avances en el procés.

"JxCat no forma parte de este gobierno para venir a hacer de gestoría de la Generalitat de Cataluña", ha advertido Borràs, que no considera "en ningún caso aceptable" pensar que hay que centrarse solo en la "gestión" sin plantearse avanzar hacia la independencia.

"Estamos en el Govern para transformar, y la principal transformación para un gobierno independentista es conseguir la independencia", ha añadido.