EFEMadrid

El ministro de Asuntos Exteriores en funciones y cabeza de lista del PSOE al Parlamento Europeo, Josep Borrell, ha pedido este martes "no tomarse a la tremenda" la decisión del Ministerio de Defensa de retirar a la fragata Méndez Núñez de una misión encabezada por Estados Unidos ante la escalada de tensión entre Washington y Teherán.

Para Borrell, "está claro que es una situación complicada la que vivimos en esas zonas del mundo, pero tampoco hay que tomárselo a la tremenda", ha considerado al ser preguntado por ello en un desayuno informativo.

No obstante, ha argumentado que su intervención en este foro era en calidad de candidato en las elecciones europeas, por lo que ha esquivado la pregunta con un "prefiero no entrar en arenas movedizas", que además supondrían hablar como ministro de Asuntos Exteriores.

Pese a las peticiones del ministro de centrar el debate en sus propuestas para Europa, las preguntas sobre política exterior no han cesado y así, el ministro también ha sido preguntado por el barco saudí, cargado de armamento, que pasó el lunes por el puerto de Santander.

En respuesta, Borrell ha reiterado que el barco, que zarpó ayer mismo del puerto, "no cargó material letal", tan solo material destinado a una feria de armamento que tendrá lugar en Emiratos Árabes.

El lunes, varias ONG denunciaron que el buque saudí 'Bahri-Yanbu' había atracado en Santander con la intención de cargar armas y munición que podría tener como destino la guerra en Yemen.

Según ha detallado Borrell, "se especuló durante el fin de semana que iba a cargar munición de guerra en España, pero les puedo garantizar que no ha sido así, lo que se han cargado son armas no letales destinadas a una exhibición de armamento que tendrá lugar en los Emiratos Árabes Unidos".

Al parecer, y según Borrell, el barco tenía previsto cargar munición en Francia, operación para la que contaba con permiso de las autoridades de ese país, pero le fue imposible hacerlo debido a la oposición de varias ONG y activistas.

En cuanto a España, el ministro ha subrayado que, desde que está el PSOE en el Gobierno "no ha habido ningún tipo de venta de armas a Arabia Saudí" ya que "este Gobierno no ha autorizado ninguna venta" de ese tipo.

Entre las cuestiones sobre política exterior que ha debido responder "como ministro" también cabe destacar la relativa al acuerdo nuclear con Irán y el hecho de que Estados Unidos lo haya denunciado.

Para Borrell, si ese acuerdo se rompe e Irán reanuda su programa de armamento nuclear, "sería "una muy mala noticia, especialmente para Europa; seríamos los primeros afectados.

Por eso, Europa está buscando fórmulas para seguir apoyando a Irán en contra de las sanciones con las que amenaza Estados Unidos y evitar que el país islámico se encuentre "contra la pared" e incapaz de vender su petróleo, lo que le empujaría a reanudar el programa nuclear.

"Estados Unidos no tiene ninguna razón para denunciar ese tratado, es una prueba más del unilateralismo de Estados Unidos, ha subrayado.