EFEBruselas

El comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, instó hoy a que no se saquen "conclusiones generales" de casos concretos de euroórdenes mediáticas de los últimos años y emplearlas para pedir que se revise la lista de 32 delitos que garantizan la entrega automática, como busca el Partido Popular Europeo.

La Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo inició hoy el debate sobre el informe del eurodiputado popular Javier Zarzalejos para proponer mejoras a la orden europea de detención y entrega, entre las que el diputado español sugiere incluir "las ofensas contra la integridad constitucional" de un país entre los delitos que garantizan la entrega automática.

"Ha habido una serie de casos individuales de perfil alto que han llamado la atención de la Comisión y de la prensa en los últimos años, pero hay que tener cuidado con sacar conclusiones generales de casos particulares", advirtió el comisario de Justicia ante los eurodiputados.

Reynders añadió que la Comisión "duda que mejorar la euroorden requiera una revisión de la decisión marco", y señaló que "extender el catálogo de delitos no resolverá directamente los problemas a los que se enfrentan los Estados miembros en la aplicación de este instrumento".

"Hay problemas vinculados al funcionamiento de la euroorden, (pero) estos no son la regla sino la excepción", recalcó el comisario belga, que sí quiere mejorar la formación de los jueces que lidian con estos casos y armonizar las fuentes de información que éstos usan para, por ejemplo, informarse sobre las condiciones en las prisiones de otros Estados miembros.

En la presentación de su borrador del informe, Zarzalejos señaló que, en su opinión, la "lógica del instrumento" debería llevar "a espacios mas amplios de reconocimiento mutuo" para nuevos delitos.

Sin hacer referencia a su propio texto, en el que mencionaba dichas ofensas contra la integridad constitucional, el eurodiputado del PP mencionó "delitos con un impacto singular, aunque sea poco frecuente, y que se encuentran mayoritariamente definidos en los códigos penales de los Estados miembros".

"Es preciso reafirmar que el deber de entrega es el principio general y el rechazo debe ser la excepción", insistió Zarzalejos.

DIVISIÓN ENTRE LOS GRUPOS DE LA EUROCÁMARA SOBRE LA PROPUESTA

En el debate posterior, la eurodiputada de Cs Maite Pagazaurtundúa consideró que se trata de un borrador "equilibrado y bien fundado" y vio "necesaria" la inclusión de los delitos contra el orden constitucional e integridad del territorio en la lista de las 32 categorías de ejecución automática" para "reforzar el Estado de Derecho y la democracia en toda la UE".

El eurodiputado de Vox Jorge Buxadé, por su parte, dijo que "no es admisible" que para delitos de terrorismo o contra el ordenamiento constitucional de un Estado miembro "se pueda evadir la aplicación de órdenes judiciales dadas por un tribunal".

Por contra, la eurodiputada de ERC Diana Riba, del grupo Verdes/ALE, pidió que este debate sea "riguroso y alejado de intereses políticos domésticos" y consideró "inaceptable que la derecha española instrumentalice este informe (...) para conseguir que extraditen a los exiliados catalanes".

En el turno final, Zarzalejos tildó de "absurdo" pensar que el informe "vaya a afectar a ningún reclamado en este momento" y dijo que la euroorden "no criminaliza nada", ya que no crea ningún nuevo delito.