EFEBarcelona

La macrooperación con epicentro en Cataluña contra una red acusada de falsificar cerca de 1.900 permisos de conducir en toda España se ha saldado con al menos 300 detenidos, entre ellos el "cerebro" de la trama, un informático de la Dirección General de Tráfico (DGT), y con 16 registros policiales.

La operación conjunta de Mossos d'Esquadra y Policía Nacional desarrollada este martes en Cataluña, principalmente en la provincia de Girona, ha permitido desarticular este grupo criminal que cobraba entre 4.000 y 10.000 euros por emitir y vender estos permisos de conducir fraudulentos por toda España.

Entre los 300 detenidos durante la operación, la mayor desarrollada por Mossos y Policía Nacional de forma conjunta en Cataluña hasta la fecha, se encuentra el "núcleo principal" de la trama compuesto por una decena de personas y su "cerebro", un informático de la DGT que, según el sindicato CSIF, tenía un contrato laboral externo.

Fuentes policiales han informado a Efe de que este informático era presuntamente el responsable de alterar las bases de datos de la DGT, de la falsificación de los permisos de conducir y de cometer fraude con los puntos del carné, que restablecía a demanda.

Con esta actividad ilícita, para la que contaba con la colaboración de este grupo criminal, el "cerebro" de la trama habría obtenido una elevada suma de dinero.

El resto de detenidos son compradores de estos carnés de conducir falsos, si bien se prevé que la operación policial se prolongue varios días, de manera que se dictará una orden de búsqueda y captura contra aquellas personas que hayan adquirido estos documentos falsos y no hayan sido encontradas hasta ahora.

La causa de este entramado la instruye el juzgado de instrucción número 1 de Girona por los delitos de falsedad documental, soborno, cohecho, blanqueo y grupo criminal, después de que la investigación se abriese en 2020 a raíz de una denuncia policial.

Desde entonces, se ha identificado en concreto a 1.846 conductores en España que circulan con un carné obtenido mediante pago directo a los integrantes de esta organización al margen de cualquier procedimiento de acceso, acreditación, examen y tramitación oficial.

Durante la operación policial de hoy, se han practicado además dieciséis entradas en las localidades gerundenses de Sant Feliu de Guíxols, Calonge y Llagoestera, y en los municipios barceloneses de Vic y Quart, entre ellas, el registro de la vivienda y del vehículo del presunto "cabecilla" de la trama, en el municipio de S'Agaró (Girona).

La cúpula de esta red pasará a disposición judicial una vez que la policía haya completado el atestado, al tiempo que la magistrada titular del juzgado tomará declaración progresivamente a los 1.846 compradores de estos carnés fraudulentos de forma presencial, por videoconferencia o mediante exhorto.

La juez ha decretado el secreto de sumario de esta causa, que consta de nueve tomos y más de 6.000 folios, y en cuya investigación ha colaborado desde hace más de medio año la DGT, según han informado a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno en Cataluña.

El grueso de la macrooperación, dirigida por la División de Investigación Criminal (DIC) de los Mossos, que sigue en curso y se prevé pueda durar varios días, ha arrancado a las 06:30 horas de este martes y se ha establecido un centro de coordinación policial en Girona (CECOR) dada la magnitud de la labor que desarrollan los agentes.