EFEMadrid

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, ha subrayado este martes que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, fue ayer "muy claro" al apostar por el cumplimiento íntegro de la sentencia del "procés" y "no dejó lugar a dudas de ningún tipo" sobre su negativa al indulto.

Calvo ha hecho esta afirmación tras asistir a un acto con asociaciones de mujeres rurales al ser preguntada por si el Gobierno no se plantea en ningún caso la concesión del indulto a los líderes independentistas catalanes condenados por el Tribunal Supremo.

Ha subrayado que Sánchez se expresó con claridad cuando garantizó el "íntegro cumplimiento" de la sentencia, con lo que "no dejó lugar a dudas de ningún tipo".

"Así que no hay ninguna interpretación que hacer, porque él lo zanjó ayer de manera bastante clara", ha recalcado Calvo, que en ningún momento ha pronunciado la palabra indulto.

Preguntada por la reacción favorable a su concesión del líder de Podemos, Pablo Iglesias, les reafirma en su rechazo a la coalición de gobierno, y ha respondido que el Ejecutivo siempre puso de manifiesto sus discrepancias con la formación morada respecto a las políticas de Estado.

"A la vista está que contemplamos de manera muy diferente lo que significa la división de poderes, lo que significa afrontar la situación de Cataluña dentro de la ley y de la política, del acuerdo y del diálogo", ha señalado.

Ha añadido que "cada uno es dueño de sus palabras", pero ha incidido que al Gobierno le corresponde acatar y cumplir la sentencias, así como trasladar a la sociedad tranquilidad y seguridad.

Calvo ha vuelto a rechazar además la recuperación de las competencias penitenciarias de Cataluña como plantea Ciudadanos y ha dicho que "las derechas se equivocan si piensan más allá de lo que ahora toca, que es ayudar al Gobierno".

"Los partidos del campo de la derecha lo que tendrían que hacer en este momento es llamar también a la tranquilidad y a la convivencia y no a otra cosa, porque eso es lo que se llama lealtad", ha recalcado la vicepresidenta, que ha asegurado que no habrá ninguna excepción penitenciaria con los políticos separatistas condenados por el Tribunal Supremo a entre 9 y 13 años de cárcel.