EFEBruselas

El líder del PP, Pablo Casado, ha advertido este jueves que no se le puede pedir a su partido la abstención en la investidura de Pedro Sánchez al mismo tiempo que el PSOE pacta, a su juicio, con Bildu y los "proetarras" en Navarra.

"O se está con los demócratas y los constitucionalistas que condenan la violencia etarra, o se pacta con los que intentan blanquearla y no renuncian a su historial criminal", ha avisado Casado a su llegada la cumbre del Partido Popular Europeo (PPE) en Bruselas.

Para el presidente del PP, Sánchez está dejando claro "con quien quiere ser investido" y ha insistido en que "es imposible" pactar con Bildu y al mismo tiempo intentar que el PP se abstenga en su investidura.

Casado cree que el PSOE "aún está a tiempo" de permitir que Navarra Suma gobierne en la Comunidad Foral tal y como, en su opinión, expresaron los navarros en las elecciones del pasado 26 de mayo.

En este contexto, ha calificado de "indignante" que, ayer, el mismo día que se conmemoraba el trigésimo segundo aniversario del atentado de Hipercor a manos de ETA, los socialistas navarros facilitaran la entrada en la Mesa del Parlamento a los "herederos" de la banda terrorista que, ha recordado, aún no han condenado sus crímenes.

A su juicio, Sánchez ha abandonado la línea de pactar con partidos regionalistas para volcar sus esfuerzos en llegar a acuerdos con ERC o Bildu.

No obstante, Casado ha asegurado que el PP ha sido "generoso" al no poner "ningún inconveniente" en que los diputados de UPN pudieran apoyar o abstenerse en la investidura de Sánchez y lo mismo con Coalición Canaria, que al final ha alcanzado un acuerdo con el PSOE para gobernar las islas.

Por otro lado, el líder del PP ha exigido al presidente del Gobierno que impida que los presos de ERC que se presentaron a las elecciones europeas adquieran la condición de eurodiputados.