EFEMadrid

El líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado este viernes que si el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, "ha mentido" respecto a su entrevista con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Barajas, "no puede seguir en el ministerio" y debe dejar su cargo.

Lo ha dicho en una visita a la feria de turismo Fitur, donde ha exigido explicaciones tanto al titular de Fomento como al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por el episodio del encuentro entre Ábalos y la vicepresidenta "de la dictadura de Maduro", ha enfatizado.

Ha recordado que Delcy Rodríguez "tiene prohibido no solo pisar Europa, sino incluso transitar por el espacio Schengen", al estar "acusada" de delitos de lesa humanidad por la Unión Europea.

La Comisión Europea ha confirmado que la mandataria venezolana está incluida en la lista de 25 personalidades sujetas a una prohibición de viaje en todo el territorio europeo y ha aclarado que corresponde al Ministerio de Asuntos Exteriores vigilar la aplicación de estas sanciones en España.

Casado ha acusado a Ábalos de haber "ocultado" su reunión con la vicepresidenta, que se habría producido cuando acudió al aeropuerto de Barajas para recibir al ministro de Turismo de Venezuela, Félix Plasencia, algo que considera "de una gravedad extrema, como también lo es que el ministro haya mentido".

"Si esto se acaba demostrando, no puede seguir ni un día más al frente del ministerio", ha incidido el presidente del PP, quien ha hecho además hincapié en la necesidad de preservar la imagen internacional de España a la hora de cumplir las resoluciones de la UE, incluidas las referidas a Venezuela.

Un país donde, ha recordado, Naciones Unidas constata que 7.000 personas "han sufrido crímenes", que dos millones de venezolanos se han exiliado y donde la población vive en la "miseria más absoluta".

Por eso, ha pedido también a Pedro Sánchez que dé explicaciones inmediatas a los españoles y a los socios comunitarios, y también que aclare el "desvío" de 35 millones de euros al que fue embajador de España en Venezuela cuando gobernaba José Luis Rodríguez Zapatero, Raúl Morodo, una "persona de confianza del régimen".

Pablo Casado ha puesto en duda la versión según la cual el encuentro de Ábalos con la vicepresidenta Rodríguez habría sido fortuito, puesto que, cuando alguien sube "a un avión", ha recalcado, el encuentro no puede ser "fortuito".

Además, ha advertido de que si el ministro hubiera tenido conocimiento de que Delcy Rodríguez estaba en un aeropuerto español, "debía haberlo denunciado de inmediato", porque "así lo exige" la resolución del Consejo Europeo que le afecta y que fue votada por España.

Por otro lado, Casado también ha arremetido contra Pedro Sánchez por negarse a recibir al presidente "encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, durante su visita a España del fin de semana, y le ha instado a anunciar "hoy mismo" que va atenderle.

Ha dejado claro que Guaidó "es el presidente legítimo interino de Venezuela" y ha anunciado que mañana asistirá a los actos oficiales del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid en los que los titulares de ambas instituciones, José Luis Martínez Almeida e Isabel Ayuso, respectivamente, le mostrarán su respaldo.