EFEMadrid

El presidente del PP, Pablo Casado, ha llamado a vencer al "sanchismo" apoyando a Isabel Díaz Ayuso en las elecciones del 4 de mayo en la Comunidad de Madrid y a demostrar con la "unión del centroderecha" que la victoria se puede replicar en España.

"El 4 de mayo empieza el estado de alarma para el PSOE. El PSOE no va a acabar el estado de alarma el 9 de mayo, va a entrar en un estado de pánico", ha exclamado Casado durante el mitin que este sábado ha abierto la campaña de Isabel Díaz Ayuso en la plaza Felipe II de Madrid, en el barrio de Salamanca.

Casado ha intervenido antes que su candidata ante un auditorio de seguidores sentados con distancia de seguridad y curiosos agolpados contra las vallas de seguridad y después de que los simpatizantes del PP cantasen el cumpleaños feliz al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, presente también en el acto.

La batalla que se libra no es sólo de Madrid, también es de España porque, ha argumentado Casado, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha tomado la candidatura "como si fuera suya" y ha "ninguneado" al candidato del PSOE, Ángel Gabilondo.

“Si mandamos un mensaje de que uniéndonos el centroderecha frente al PSOE ganamos las elecciones y podemos gobernar con manos libres, ese mensaje se podrá replicar a nivel nacional”, ha declarado.

Casado ha reivindicado que el "Madrid que merece la pena", el de los hospitales públicos o el de los bajos impuestos, es fruto del PP y ha hecho una defensa de la gestión de Ayuso ante la pandemia.

“Si me escuchan los camareros, los autónomos, de esta horchatería, de ese restaurante, os quiero decir que cuando nadie confiaba en vuestro esfuerzo, Isabel Díaz Ayuso decidió que no quería daros subvenciones, que os quería dejar trabajar”, ha exclamado y, entre aplausos, ha asegurado que no quieren un Gobierno que les dé "limosnas".

De Ayuso ha dicho además que "se ha dejado los cuernos por cada enfermo, ha perdido el sueño con cada curva, y ha decidido que el virus se le hacía frente con todas las armas”. Y tras negar electoralismo con la crisis sanitaria ha defendido que "si hay enfermeros con los brazos cruzados" es porque "Madrid no está recibiendo vacunas".

Casado ha apelado al apoyo de los socialistas que votaron a Felipe González o a Alfredo Rubalcaba y que no se ven reconocidos en el acercamiento de presos de ETA, en los indultos a los presos del procés o en la expropiación y okupación de viviendas.

"Vosotros también tenéis vuestras casa en este proyecto, liberal, moderado, de futuro, ganador", ha exclamado.

También el alcalde de Madrid ha asegurado en su discurso, muy exultante, que los madrileños decidirán en los comicios entre "sanchismo o Isabel Díaz Ayuso". "El 4 de mayo te vamos a llevar a la Moncloa", le ha dicho a Casado.

Y de la presidenta madrileña ha dicho que encarna "como nadie" las políticas del PP.

Además, ha lanzado un mensaje a Gabilondo: “Si no quiere subir los impuestos y si hubiera mantenido la hostelería abierta... vota a Isabel Díaz Ayuso, Ángel, vota a Isabel Díaz Ayuso”, ha ironizado.

Tanto Casado como Almeida han aludido además a Toni Cantó y Agustín Conde, apartados de la lista del PP por el Tribunal Constitucional, a los que han dicho que forman parte del proyecto "ganador" de centroderecha.