EFEMadrid

El líder del PP, Pablo Casado, ha ofrecido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llegar a pactos de Estado, como la aprobación de los presupuestos estatales, si rompe con el independentismo y "renuncia" a la mesa de diálogo entre el Ejecutivo y la Generalitat.

En la rueda de prensa tras reunirse con Sánchez, este lunes en la Moncloa, y después de que el Gobierno haya reprochado que el PP continúe con su "estrategia de bloqueo", Casado ha asegurado que ha ofrecido un "compromiso por España" y ahora la "pelota está en el tejado" del presidente del Ejecutivo.

Según ha manifestado, el PP plantea una "alternativa" a Sánchez para que no tenga que depender de quienes piden la "ruptura de los consensos básicos" para sacar las cuentas adelante.

Pero, aunque ha valorado que la reunión ha sido "cordial en la forma y fructífera" para debatir las cuestiones pendientes, los único que ha salido de este encuentro son los nombres para "ponerse en contacto" entre los dos partidos sobre el pacto de Toledo, la reforma educativa o las medidas de protección de la infancia.

Casado también ha ofrecido el apoyo de su partido para la negociación del nuevo marco presupuestario europeo en el Consejo Europeo de este jueves.

Y sobre la financiación autonómica, ha dicho estar dispuesto a llegar a un acuerdo si es "justa", garantiza la igualdad y se hace de manera "multilateral", en la Conferencia de Presidentes.

En otras materias a debate en la reunión de este mañana, como la renovación de la cúpula judicial Casado ha advertido que no es posible negociar con el Gobierno la renovación del Consejo General de Poder Judicial si Dolores Delgado es la fiscal general del Estado.

Tampoco si el Ejecutivo insiste en hacer cambios "a la carta" en el Código Penal que beneficien al independentismo. Ambas cosas, ha advertido Casado, "anulan cualquier diálogo sobre el reforzamiento institucional".

Por eso, ha afirmado que ha venido a la reunión con "ánimo constructivo" y ha atribuido las críticas por el supuesto "bloqueo" a una estrategia del Gobierno que "parece como si quisiera hacer oposición de la oposición" y trasladar que el PP es "radical" cuando son los socialistas los que pactan con radicales.

Pero ha advertido de que si esa era su estrategia con esta reunión se le ha "pinchado al globo" al Gobierno y los socialistas "pinchan en hueso" porque el PP mantiene una postura "coherente" y "generosa".

Casado ha reclamado a Sánchez que no se materialice el nombramiento de Delgado como fiscal general, que vuelva a reconocer a Juan Guaidó como presidente de Venezuela y que facilite toda la información disponible el encuentro en Barajas entre el ministro de Transporte, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez.

Sobre estas dos últimas cuestiones, el líder de la oposición ha dicho que no ha salido más tranquilo de la reunión porque cree que el PSOE está situado en la estrategia "equivocada" en materia de política internacional.

"Si el intento por parte del PSOE era que de esta reunión saliéramos dando un portazo y diciendo no es no, se han equivocado de adversario", ha dicho Casado, quien ha añadido: "Yo no soy el del no es no, el del no es no al constitucionalismo es el Gobierno".