EFEMadrid

El líder del PP, Pablo Casado, ha reclamado este viernes a los votantes que no hagan pagar a la nueva ejecutiva del PP por las "conductas reprochables" que tuvo una "ínfima minoría" del partido hace "mucho tiempo" porque él será implacable con cualquier "traidor" a las siglas populares.

En un mitin en Madrid Río, como cierre de la campaña de las elecciones del 26M, ante unas 3.000 personas, ha garantizado a todos los que hayan dejado de votar al partido por este motivo que "pueden volver a confiar" en el PP porque la nueva dirección ha "tomado nota" y ha reaccionado volviendo a sus señas de identidad.

Casado ha instado al partido también a "volver a pensar en grande", tras las elecciones del 26 de mayo, porque el lunes "todo empieza" y es necesario reconstruir el proyecto político del centro derecha, ya que se ha mostrado convencido de que "separados" no es posible ganar a la izquierda.

"No somos un espectáculo pirotécnico", ha afirmado Casado, ni tampoco "de pompas de jabón", en referencia a nuevos partidos como Vox y Ciudadanos a los que no ha nombrado, sino "un proyecto parido para servir a España, forjado al servicio de nuestros compatriotas".

También ha criticado las políticas de "luces cortas" o de "vuelo raso" que, a su juicio, solo conducen al fracaso porque es necesario echar la mirada más allá para construir un espacio político al que "todo el mundo pueda volver".

Tras las debacle sufrida por el partido en las elecciones generales del 28 de abril, Casado ha pedido un "gesto de confianza" el próximo domingo para votar al partido "de siempre" el que "va a volver a tener 10 millones de votantes", ha confiado.

Y antes de acabar su intervención con un "Viva España, a ganar" ha reclamado: "Levantaos, pisad fuerte, orgullosos de pertenecer al mejor partido de Europa".

Aparte del mensaje en clave interna, instando a reconstruir el partido a partir del lunes, Casado ha lanzado sus críticas también contra el Gobierno de Pedro Sánchez que ha "negociado indultos por escaños" y "la impunidad de los golpistas por una investidura" para seguir en La Moncloa.

"No pasarán, no toleraremos que esos que quieren romper esta nación tengan la complicidad del PSOE", ha asegurado en referencia a los independentistas catalanes.

En el acto han intervenido también los candidatos a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y al Ayuntamiento, José Luis Martínez-Almeida, así como la candidata al Parlamento, Dolors Montserrat.

El PP afronta las elecciones del domingo esperando que no suceda como en 2015, cuando ganaron en muchos de los municipios y comunidades autónomas, pero no consiguieron gobernar.

Por el contrario, en esta ocasión espera poder recuperar a través de pactos ese poder territorial que se les escapó hace cuatro años, según fuentes de la dirección, que apuntan que "está volviendo" al PP voto que en las generales fue para Vox.

En todo caso, reconocen que en circunscripciones como Madrid, uno de los feudos tradicionales del partido, los resultados van a estar "en un puño" de diferencia.