EFEMadrid

El líder del PP, Pablo Casado, ha proclamado que su partido "ha vuelto" e inicia la "remontada" para recuperar desde Madrid el Gobierno de la Moncloa, porque, aunque algunos les daban ya "por amortizados" hace un mes, queda PP "para mucho años, para muchas décadas", ha advertido.

En una intervención ante los simpatizantes congregados en el exterior de la sede del PP, acompañado por los candidatos a la Alcaldía de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y a la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado que este es "el nuevo PP" y ha criticado a quienes, como Cs y Vox, quisieron "suplantarlos".

También ha avisado al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, de que se le va a hacer "muy cuesta arriba" esta legislatura si consigue formar Gobierno, porque, a partir de mañana en el Comité Ejecutivo Nacional, el PP va a trazar su línea de actuación para recuperar la Moncloa.

Casado ha iniciado su intervención, afirmando que "mañana empieza todo para el PP" y situando la recuperación de la Alcaldía de Madrid y el mantenimiento de la Comunidad como el punto de partida para volver a gobernar en toda España. "Lo vamos a hacer desde el kilómetro cero", ha exclamado.

"Los españoles han decidido votar al original", según Casado, quien ha garantizado que "PP solo hay uno" y es el "único" de centro derecha en España frente a los partidos que intentaron "cantar al karaoke los grandes éxitos" de su partido o "disfrazarse", con lo que ha hecho otra crítica a Ciudadanos y a Vox.

Para Casado está claro que los españoles han decidido no solo que el PP lidere la oposición, con lo resultados de las elecciones generales, sino ahora también liderar una alternativa para volver al Gobierno estatal "cuanto antes".

El presidente del PP ha hecho un balance totalmente positivo de los resultados tras haber conseguido más de 20.000 concejales en toda España, además de recuperar grandes ciudades, y capitales de provincia, y "muchos municipios y muchos gobiernos de comunidades autónomas", además de mantener los de Ceuta y Melilla.

Por eso, ha reiterado, como ya dijo en su mitin final de campaña, que el PP no es una "pompa de jabón" ni "fuegos artificiales" que después quedan en nada, sino el "gran partido" de España con implantación territorial y que lleva cuatro décadas ayudando a la gente a "caerse y levantarse".

Durante su discurso, ha destacado orgulloso que este es "el nuevo PP, orgulloso de lo que ha hecho pero con ambición de futuro y que mejorará lo que haya que mejorar".

Y además, se ha mostrado orgulloso de presidir un partido que "en las peores circunstancias se levanta, se sacude el polvo de la chaqueta y sale a ganar, a gobernar y a servir a lo españoles" defendiendo una España "plural pero unida" frente a los nacionalismos y los populismos.