EFEValladolid

El presidente del PP, Pablo Casado, se ha comprometido este jueves a reforzar la función pública en España, pero, especialmente en Cataluña, para hacer frente a las "deslealtades del Govern" y acabar así con "adoctrinamientos" o "escraches" a trabajadores públicos.

Durante su intervención en la clausura del IX Congreso General Nacional de CSIF, Casado ha subrayado que si el PP llega al Gobierno de España acometerá una reforma en el sector público para potenciar órganos como la alta inspección, y para acabar también con las "arbitrariedades" del Gobierno de Cataluña.

"Me comprometo a reforzar la Administración Pública en Cataluña, que es el eje vertebrador de una Cataluña libre y plural que no dependa de las arbitrariedades del Govern, que ha hecho de la deslealtad su norma de funcionamiento", ha manifestado Casado.

En este sentido, el presidente nacional del PP se ha hecho eco y ha lamentado el "escrache" que han recibido en Cataluña el personal sanitario de la Comunidad simplemente por querer decidir "en qué lengua atender a sus pacientes".

Es esta una situación que, según Casado, también se hace extensible a otros ámbitos y a todo el que "no comulga con las tesis independentistas" como en sector de la educación, hacienda, justicia o a los propios miembros de seguridad autonómicos y del Estado, a los que también ha prometido la equiparación salarial si llega al Gobierno.

Además de esta equiparación salarial, Casado se ha comprometido a llevar a cabo, de la mano de los sindicatos, un "plan de modernización" de la función pública pues, aunque esta "funciona bien" y es un "ejemplo" fuera de España, aún deben acometerse algunas medidas para "adaptar la Administración a las nuevas tecnologías".

Asimismo, también ha asegurado el presidente del PP, que su formación desarrollará si llega al poder un "plan de carrera profesional" para atender las posibles debilidades del sistema, así como un plan de conciliación de la vida familiar y laboral.

Por último, a todos los funcionarios presentes hoy en el IX Congreso General Nacional de CSIF les ha reconocido su labor, pues son la "palanca" que empuja el "bienestar" de los ciudadanos, que deben desarrollar incluso en condiciones "nada fáciles", como las que viven a diario los funcionarios en Cataluña, ha insistido.

En la clausura de este congreso, en el que ha sido reelegido Miguel Borra como presidente de CSIF, también ha estado presente el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, quien ha reafirmado el "compromiso" de la Junta para atender a algunas demandas del sector, como la temporalidad o la recuperación de la jornada laboral de 35 horas en la Comunidad.

En este sentido, Fernández Mañueco ha asegurado que la recuperación de la jornada de las 35 horas para los trabajadores públicos en la Comunidad es "su compromiso personal" y, "como hombre de palabra", lo va a cumplir.