EFESantiago de Compostela

El PP y su líder, Pablo Casado, han reivindicado en la primera jornada de su convención nacional su perfil de gestión para vencer a Pedro Sánchez y "volver a arreglar" España como tras la crisis de los 90 y la de 2008 porque, en palabras del expresidente Mariano Rajoy, "no hay dos sin tres".

Casado ha elegido Santiago para arrancar una convención de siete días que cerrará en Valencia y, en el hotel monumento San Francisco, ha recibido el apoyo explícito de Rajoy y ha reivindicado el reformismo del PP.

El líder del PP ha optado por la economía, la bandera tradicional de su partido, para mostrar que la alternativa a Sánchez es un partido que se preocupa por lo importante, en palabras de Rajoy, y se ha comprometido a aplicar en tiempo récord un programa de reformas fiscal y laboral que permita crear 2.700.000 empleos.

Casado ha colocado a Rajoy como referente porque logró evitar el rescate en la crisis de 2008 y acometió una reforma fiscal y de pensiones. Busca emular su gestión porque cree que, como Rajoy de mano de José Luis Rodríguez Zapatero, recibirá un mal legado por parte de Sánchez, al que ha acusado de despilfarrar antes de la pandemia y de lastrar después a España con medidas abruptas y tardías.

"Hemos gobernado dos periodos de tiempo en democracia, en los dos nos dejaron lo que nos dejaron. Lo dejamos, sin ánimo de presumir (...) mejor y me temo que no hay dos sin tres, pero será para el bien de España", ha pronosticado Rajoy. Cree el expresidente que el "sino" del PP es "arreglar lo que otros desarreglaron".

Y ha puesto como ejemplo el "error" en la reforma de las pensiones. "Supongo que la tendrás que cambiar tú. E igual te hacen una huelga, pero no te va a quedar otra", le ha dicho Rajoy a Casado, al que también ha piropeado por una convención que a su juicio es un paso para el objetivo que "seguro" alcanzarán: ganar las elecciones.

"Me temo que sí, que tendremos que volver a arreglar España desde La Moncloa pronto", ha señalado Casado a preguntas de los periodistas, ante quienes ha dicho sentirse respaldado por Rajoy.

Y ha escuchado además como el presidente de la Xunta reivindicaba al PP como a un partido reformista al que no le interesa "crispar", si no "diagnosticar" y "buscar un tratamiento adecuado" y que en vez de buscar su permanencia en el poder está dispuesto a "desgastarse" para mejorar la vida de la gente.

En la inestabilidad, en la desafección política, en la crispación "emerge el populismo", ha advertido Feijóo y ha pedido no caer en "trampas" como la de los "postulados nostálgicos", algo que "nunca" han sido.

"Nosotros nunca hemos sido xenófobos, insolidarios, reaccionarios, eso se lo dejamos a otros partidos", ha agregado Feijóo que cree que el PSOE sí ha caído en la trampa al pactar con Podemos algo que el PP "no haría", según ha dicho en un diálogo con el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas.

A las advertencias del PP ante la crisis económicas -que Rajoy ve más fácil de resolver que la de 2008- se han unido también el vicepresidente de la CEOE, Íñigo Fernández de Mesa y el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que han mantenido una charla junto al execonomista José María Abad que ha conducido el exministro de Economía Román Escolano.

El vicepresidente de la patronal ha advertido de que España está "en la cola de Europa" en la recuperación, que además es "desigual" y ha reclamado moderación salarial y no tocar la reforma laboral, mientras que Amor ha advertido de que ve "demasiada recuperación estadística, de laboratorio".

En la jornada de la convención dedicada al libre mercado y la propiedad privada participarán también dirigentes de empresas digitales o los exministros Juan Costa e Isabel García Tejerina que debaten junto a Pedro Barato, presidente de ASAJA, sobre sostenibilidad.

El cónclave de los populares se muda mañana a Valladolid, donde se hablará de terrorismo, unidad nacional o globalización, con la participación de Donald Tusk, expresidente del Consejo Europeo, de los exministros Josep Piqué y Marcelino Oreja o de los exdirigentes de Vox y Cs Alejo Vidal-Quadras y Juan Carlos Girauta, respectivamente.