EFEToledo

Esta medianoche ha entrado en vigor el decreto en base al cual se mantiene el cierre perimetral en Castilla-La Mancha y se establece el toque de queda de doce de la noche a seis de la mañana, además de permitir un máximo de seis personas en reuniones tanto en el exterior como en el interior.

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) ha publicado este sábado este decreto de Presidencia de Castilla-La Mancha con las nuevas disposiciones tomadas en base a los datos epidemiológicos y los indicadores sanitarios del 8 de abril.

De esta forma, el toque de queda en Castilla-La Mancha se establece entre las doce de la noche y las seis de la mañana; se mantiene el cierre perimetral de la comunidad autónoma, y los grupos que se podrán reunir, tanto en espacios cerrados como abiertos, serán de un máximo de seis personas.

Además, en los lugares de culto en espacios cerrados habrá un 40 por ciento de aforo, y los lugares de culto en espacios al aire libre no deberán superar el máximo de cien personas.

Este decreto ha entrado en vigor a las 00:00 horas de ese sábado 10 de abril.