EFEMadrid

Cientos de militares, unos 400 según la Delegación del Gobierno y casi un millar según los convocantes, algunos de ellos acompañados por sus familias, se han manifestado este sábado por el centro de Madrid para exigir una retribución "digna" que reconozca su profesionalidad y su esfuerzo.

Convocada por la Asociación de Tropa y Marinería (ATME), la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO) y la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME), la marcha ha discurrido desde la Puerta del Sol hasta el Congreso de los Diputados, acompañada de pitos y bocinas.

Durante el recorrido, los participantes, que llevaban pancartas con lemas como "Militares para todo menos para retribuciones dignas", "1.000 euros, nuestro esfuerzo no puede seguir sin recompensa" o "Las medallas no dan un futuro a nuestras familias", han coreado consignas del tipo "Robles Escucha, abre la hucha", "Menos medallas, más retribuciones" o "Escucha Montero, suelta el dinero".

Las asociaciones han recordado que los militares han demostrado "con creces" su profesionalidad en crisis como la pandemia, los incendios, la borrasca Filomena, la evacuación de Afganistán o ahora en el volcán de La Palma.

Su reivindicación de que las cuentas del Ministerio de Defensa para el próximo año contemplen una partida de 300 millones de euros destinada a un incremento lineal de los salarios no ha sido tenida en cuenta.

Por esta razón, las asociaciones quieren reunirse con los grupos parlamentarios con el objeto de que se pueda subsanar mediante una enmienda al proyecto de ley de presupuestos generales del Estado, presentado este miércoles por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

Iñaki Unibaso, secretario general de AUME, ha denunciado, en declaraciones a Efe, que son el colectivo peor remunerado de la función pública, mientras sus familias tienen que pagar la luz, el agua o las hipotecas.

Las asociaciones coinciden en que las Fuerzas Armadas están dejando de ser atractivas para los jóvenes que, en todo caso, las utilizan como puente para acceder a las policías locales, Policía Nacional, Guardia Civil o Bomberos, que en las convocatorias reservan un porcentaje de plazas para militares.

Y es que, según denuncian, un policía local con 18 años puede doblar el sueldo de un brigada con 25 años y triplicar el de un soldado.

El presidente de ATME, Marco Antonio Gómez Martín, ha señalado a Efe que los militares llevan muchos años reivindicando una subida salarial "real, lineal" y ha subrayado que sus cometidos se exceden de las funciones de las Fuerzas Armadas y, aunque lo asumen con "orgullo", tienen que "poner un plato de garbanzos encima de la mesa".

"No tiene ningún sentido tener el mejor material en un almacén guardado hasta que caduque porque no tenemos personal que lo pueda utilizar", ha denunciado.

Al llegar al Congreso, los máximos representantes de las tres organizaciones convocantes han posado durante unos minutos delante de la escalinata franqueada por los dos leones y, posteriormente, han leído un comunicado con sus reivindicaciones.