EFEAlsasua (Navarra)

Cientos de personas han protestado en las calles de Alsasua contra el acto organizado por España Ciudadana que ha reunido esta mañana en la localidad navarra a dirigentes de Ciudadanos, Partido Popular y Vox, lo que ha dado lugar a algunos momentos de tensión.

Un fuerte dispositivo integrado por agentes de la Policía Foral y de la Guardia Civil se ha desplegado por las calles del pueblo para evitar incidentes entre los asistentes al acto y las personas que se congregan en los alrededores de la Plaza de los Fueros.

Un cordón integrado por vecinos de la localidad ha tratado de mantener la calma y evitar igualmente que se produjera ningún tipo de altercado en la población, en la que esta mañana se ha dado cita un importante número de medios de comunicación.

El acto, visto como un "agravio" en la localidad, llevó a acordar dar una respuesta "popular, unitaria, amplia, digna y evitando el enfrentamiento", de ahí el esfuerzo de los vecinos por que la protesta no fuera a mayores.

Los momentos de mayor tensión se han vivido cuando pasadas las once de la mañana han empezado a llegar al pueblo los asistentes al acto organizado por la iniciativa impulsada por Ciudadanos, muchos de ellos con banderas españolas y con gritos de "viva España", y "viva la Guardia Civil".

Estos gritos han sido respondidos con silbidos y con signos de reprobación en euskera con lemas como "fuera de aquí" o "fuera fascistas".

Desde las diez de la mañana se han sucedido las protestas en distintos puntos de la localidad. A esa hora una marcha ha partido desde el cementerio y se ha dirigido a las inmediaciones de la plaza de los Fueros, sin llegar a acceder a ella, coreando consignas similares así como lemas en apoyo de los jóvenes de la localidad encarcelados por la agresión de dos guardias civiles y sus parejas.

Durante la aproximadamente una hora que ha durado el acto, el dispositivo policial y vecinal ha controlado todos los accesos a la plaza para impedir que quienes protestaban accedieran a ella.

La tensión ha aumentado una vez finalizado el acto cuando los asistentes han sido conducidos, mediante un cordón policial, hacia las afueras del pueblo donde les esperaban los autobuses y vehículos en los que habían llegado.

Los dirigentes políticos que han intervenido, entre ellos, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, lo han hecho en coches que han accedido hasta el lugar del acto, los demás a pie.

Entonces, separados por una veintena de metros y numerosos agentes de la Guardia Civil y la Policía Foral, se han sucedido los insultos entre los dos grupos y mientras unos cantaban "yo soy español" o "que viva España", los otros replicaban "que se vayan". Unos y otros se han grabado con sus teléfonos móviles.

El dispositivo de seguridad se ha mantenido hasta pasada la una de tarde, una vez que los asistentes al acto han abandonado el pueblo.

Mientras tanto, en la Plaza de Iortia, a iniciativa de la asamblea 'Vecinos de Alsasua', se ha celebrado un acto pacífico y festivo de respuesta a lo que consideran un "agravio más, pero con unas dosis de ensañamiento que difícilmente pueden entenderse más allá de oscuros intereses y de una práctica con claras reminiscencias fascistas".