EFEVitoria

Un juzgado de Vitoria ha condenado al alcalde de Llodio, Natxo Urkixo (EH Bildu), a multas de 1.500 euros mensuales por negarse a colocar la bandera española en un lugar destacado de la casa consistorial.

Urkixo se ha convertido de este modo en el primer alcalde condenado en Euskadi por este motivo, como consecuencia de un conflicto judicial que data de 2008 cuando el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco estimó un recurso de la Abogacía del Estado y ordenó que la bandera española se izase en el Ayuntamiento.

La sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 3 de Vitoria recoge que el alcalde es el "responsable directo" del "reiterado incumplimiento" del consistorio para acatar los mandatos judiciales.

Así, impone al alcalde de Llodio sanciones mensuales sucesivas de 1.500 euros hasta que se coloque la bandera española en el consistorio.

El primer edil de esta localidad alavesa ha dicho a Efe que la sentencia contiene una "imposición totalmente antidemocrática" basada en una interpretación "política" de la Ley de Símbolos.

Ha recordado que la bandera española está colocada ya en lo alto del ayuntamiento, junto con la ikurriña, localización que para los tribunales no es la idónea.

Urkixo ha subrayado que en distintas sedes institucionales las banderas ondean desde lugares similares, por lo que ha apuntado que es "muy curioso que solo se le obligue a Laudio a poner la bandera en el balcón".

En cuanto a los pasos a dar a partir de ahora, el alcalde va a analizar junto a su abogado las posibilidades de recursos que, en principio, parecen cerradas.

"A priori parece que no hay opción de recurrir y que sólo queda el recurso a obedecer. Lo que no se puede hacer es no pagar la multa, pagar habrá que pagarla. La sentencia da poco margen de maniobra, a priori", ha admitido Urkixo.

En la misma línea, EH Bildu ha denunciado que el Estado "impone" símbolos a las instituciones vascas que "de ninguna de las maneras siente como propias una gran mayoría de la sociedad vasca".

"Euskal Herria necesita herramientas para poder hacer frente a las imposiciones provenientes del Estado español y EH Bildu trabajará por ello", ha señalado la coalición abertzale.

Por su parte, el delegado del Gobierno en el País Vasco, Carlos Urquijo, ha opinado en declaraciones a Efe que esta resolución "es la muestra de que el incumplimiento de la ley ha dejado de ser algo habitual en el País Vasco".

"La convivencia en libertad pasa expresamente por el respeto a los símbolos y por el cumplimiento de la ley. Los procesos judiciales pueden ser largos, tediosos, pero nunca inútiles", ha advertido.

Urquijo, natural de Llodio y de cuyo Ayuntamiento ha sido concejal con el PP, ha dejado claro que se mantendrá "vigilante" y ha adelantado que de persistir la negativa a izar la bandera española solicitará la inhabilitación del alcalde por desobediencia y prevaricación.