EFEMálaga

La Audiencia Provincial de Málaga ha confirmado el procesamiento al exdecano de abogados de Málaga Francisco Javier Lara por un delito de desobediencia, tras la suspensión de servicios de guardias en mayo de 2020 durante el primer estado de alarma.

Según el auto, al que ha tenido acceso EFE, se desestima el recurso interpuesto por la defensa del exdecano y se confirma el auto de procedimiento abreviado (equivalente al procesamiento) por si los hechos fueran constitutivos de un presunto delito de desobediencia.

Este auto es firme y no cabe contra el mismo recurso ordinario por lo que, según han indicado a EFE fuentes judiciales, Francisco Javier Lara sería el primer exdecano y decano de España en sentarse en un banquillo de los acusados por un presunto delito de desobediencia si la fiscalía formula acusación.

Lara había recurrido el auto y había solicitado la retroacción de la causa a la fase de diligencias previas para la practica de una serie de diligencias de investigación encaminadas al esclarecimiento de los hechos.

Pero la Audiencia mantiene que tanto la instructora como el fiscal han considerado que la instrucción practicada es suficiente y se señala que en la fase actual del procedimiento "no es factible por la defensa la proposición de pruebas".

Francisco Javier Lara, tras conocer la confirmación de su procesamiento, ha dicho a EFE que respeta el criterio y la resolución aunque no comparte que ciertas pruebas que sirven para esclarecer lo sucedido se tengan que ver en el plenario en vez de en la fase de instrucción, por lo que espera que en ese momento haya una sentencia absolutoria.

Ha lamentado que la propia Fiscalía se haya opuesto al recurso por lo que presumiblemente, entiende, va a formular escrito de acusación, aunque al exdecano le llama la atención la postura del ministerio público contra él cuando hay asociaciones fiscales que están ejercido procedimientos judiciales contra el Ministerio de Justicia y comunidades autónomas por las condiciones en las que tuvieron que trabajar durante la pandemia.

"Irremediablemente tendré que sufrir la pena del banquillo, ha destacado el exdecano, por un delito, desde mi punto de vista, totalmente inexistente".

El pasado noviembre, el titular del Juzgado de Intrucción número 6 de Málaga procesó al exdecano de abogados por unos hechos que se remontan a la suspensión de servicios de guardia durante el primer estado de alarma, que decretó por incumplimiento de las medidas de seguridad.

Francisco Javier Lara siempre ha mantenido que "nunca tuvo intención de desobedecer ninguna orden judicial y que para él era preferente en esos momentos el derecho a la salud de los abogados".

"Morían miles de personas diariamente, no se sabía nada todavía de la covid. No había mascarillas, geles y solo pedía hacer las guardias por videoconferencia o con protección".

Tras la investigación del exdecano y su posterior procesamiento numerosos colegios de abogados de distintas comunidades autónomas de España y asociaciones de estos profesionales han expresado reiteradamente su apoyo a Lara y el pasado diciembre se manifestaron en Madrid.