EFEBarcelona

Consellers y diputados soberanistas han iniciado hoy un ayuno de 24 horas en los Caputxins de Sarrià, en Barcelona, en solidaridad con los presos independentistas en huelga de hambre para protestar por el trato que reciben por parte del Tribunal Constitucional (TC), que consideran injusto.

Jordi Sànchez y Jordi Turull fueron los primeros en iniciar la huelga de hambre, a la que tres días después se sumaron también Josep Rull y Joaquim Forn; todos ellos se encuentran encarcelados de forma preventiva en el centro penitenciario de Lledoners (Barcelona).

Entre los miembros del Govern presentes se encuentran la consellera de presidencia y portavoz del ejecutivo, Elsa Artadi; la la consellera de Cultura, Laura Borràs, y el conseller de Territorio, Damià Calvet.

Por parte del grupo parlamentario de JxCat están presentes Eduard Pujol, Gemma Geis o Eusebi Campdepedrós, de ERC están Sergi Sabrià, Ruben Wagensberg o Lluis Salvadó, mientras que a la CUP la representa Carles Riera.

Durante el día de hoy se efectuará un debate entre la consellera Artadi y los diputados Riera y Wagensberg; habrá conexiones telemáticas con Marta Rovira -en Suiza- y el expresident Carles Puigdemont -en Bélgica-; y un posterior coloquio entre la consellera Borràs y el filósofo Xavier Antich.

Los Caputxins de Sarrià son un lugar de encuentro simbólico para el catalanismo, ya que en este espacio, en el 1966, medio millar de estudiantes desafiaron al régimen franquista organizando un encierro.