EFEMadrid

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha pedido "perdón en nombre del Estado" por no haber reconocido con anterioridad su responsabilidad en el accidente del Yak-42, en una comparecencia en el Congreso en la que la oposición ha reclamado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que siga sus pasos.

Cospedal, ante la Comisión de Defensa del Congreso, ha asegurado, que, siguiendo el dictamen del Consejo de Estado, se va reconocer la responsabilidad patrimonial de la Administración Pública porque "esta no sólo acaba en la garantía de los principios y valores fundamentales de nuestro Estado democrático, sino que empieza en ellos -ha afirmado-".

Tras afirmar que entre sus "defectos no está la soberbia", ha asegurado que no tiene "ningún problema en pedir perdón en nombre Estado por no haber reconocido con anterioridad la responsabilidad del Estado a los familiares". "Y lo hago de corazón", ha añadido.

Así se ha pronunciado la ministra ante parte de los familiares de los 62 militares fallecidos en el accidente de Turquía en 2003, que han seguido como invitados el debate en la misma sala y a quienes ha saludado antes y después de su comparecencia.

Durante su intervención, la ministra ha pedido perdón en varias ocasiones, también por la errónea identificación de más de 30 de los cadáveres, durante el turno de réplica y después de que los portavoces de PSOE, Antonio Hernando, de Podemos, Pablo Iglesias, y de Ciudadanos, Albert Rivera, solicitaran a la ministra que pidiera disculpas explícitas.

Cospedal ha avanzado que emitirá una resolución que espera "mitigue al menos una parte del dolor", porque "las víctimas lo merecen, las familias lo necesitan y la sociedad nos lo pide -ha dicho-".

En este sentido ha destacado que tiene "la obligación moral de honrar la memoria de las víctimas, soldados españoles, que fallecieron en la tragedia del Yak 42 y pedir un justo y digno reconocimiento para ellas y sus familias".

Tras subrayar que las indemnizaciones ya han sido satisfechas por la Justicia, no ha querido concretar la resolución que hará su departamento pero ha asegurado que le gustaría que "sea, por fin, elemento de sanación y mitigue al menos una parte del dolor".

Cospedal ha advertido de que no tiene por qué asumir todo el dictamen del Consejo sino "lo más importante que es la reparación moral de las familias y esto supone una petición de perdón por no haber reconocido antes su responsabilidad".

En la investigación que pone en marcha Defensa "vamos a buscar todo lo que podamos -ha señalado-", pero ha dudado de que se encuentre más de lo hallado hasta ahora.

Sobre las condiciones del vuelo siniestrado, ha dicho que el avión tenía los certificados de navegación y de la tripulación, y ha revelado que en el Ministerio figura un documento con la factura del vuelo por un importe de 149.000 euros que no se ha presentado al cobro, y que se desglosa en 14.900 por tasa de aterrizaje, 38.700 por combustible y 95.000 por horas de vuelo.

El portavoz del PSOE, Antonio Hernando, ha manifestado que se alegra y valora que haya pedido perdón y ha propuesto que Rajoy haga lo mismo en una declaración solemne en el Congreso.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado que "pedir perdón es sano y bueno", y ha añadido: "Qué bien sienta al país no tener mayoría absoluta. Más vale tarde que nunca. Las víctimas se lo merecen y los familiares lo necesitaban".

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha agradecido a Cospedal su gesto y ha pedido que "sea extensible a Rajoy".

Ha elogiado las "agallas" de Cospedal, pero le ha advertido de que no espere que se pase página porque hay que investigar a fondo los contratos.

Ha propuesto tomar medidas para depurar responsabilidades políticas para impedir que Trillo ocupe nunca más cargos, crear una comisión de investigación que aclare los temas pendientes, se atiendan las demandas de las familias y que se investiguen los contratos de transporte de soldados.

El portavoz del PP, Ricardo Tarno, ha dicho que el PP se suma a petición de perdón efectuada por Cospedal y ha pedido dejar trabajar el Ministerio y no sacar rédito electoral a la tragedia.

Asimismo ha recordado que Trillo y Rajoy ya pidieron perdón a los familiares.

Por parte del grupo mixto, Enric Bataller, de Compromís, ha pedido la comparecencia en el Congreso de Rajoy, que en su opinión debe asumir la responsabilidad del Estado.

Mirian Nogueras, de PDeCAT, ha abogado por que Rajoy y Aznar pidan perdón Rajoy y Aznar, mientras que Gabriel Rufian, de ERC, ha dicho que el accidente fue una "canallada y una infamia" de la que el PP ha tardado 14 años en dar explicaciones.

Ha acusado a Trillo de la gestión del accidente y ha denunciado el reparto de comisiones en las contrataciones y entregas de dinero negro del extesorero del PP Luis Bárcenas a Trillo.

Por el PNV, Mikel Legarda, ha pedido a Trillo que asuma las responsabilidades políticas, tras criticar que el Gobierno ha ido "a contrapelo con las víctimas y a rebufo en los procesos".

Al final de la comparecencia, que ha durado más de tres horas y media, la portavoz de la Asociación de Familiares de Víctimas del Yak-42, Curra Ripollés, ha agradecido que la ministra de Defensa haya pedido perdón, un gesto "que le honra", ha dicho.

Sin embargo ha subrayado que aún quedan muchas preguntas sin responder y ha reclamado que el Gobierno organice un homenaje a los fallecidos en el aniversario -el 26 de mayo-, que cuente con un desfile militar y en el que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también pida perdón.