EFEMadrid

El portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha negado que Ciudadanos haya pactado en Murcia o en cualquier otra comunidad donde gobierna con el PP, con el apoyo externo de Vox, el llamado pin parental, una exigencia del partido de Santiago Abascal para apoyar los presupuestos autonómicos.

Bal ha sido categórico al afirmar que "no va a haber una autorización especial ni nueva de los padres" para que sus hijos participen de cursos o charlas complementarias, incluidas en el currículo escolar y que son evaluables y obligatorias.

"Siempre hemos votado en contra cuando se ha planteado. Es un mensaje erróneo porque no aceptamos ese concepto", ha asegurado Bal en una rueda de prensa en el Congreso a explicar que el acuerdo al que han llegado en Murcia con Vox o en Andalucía es que en materia de enseñanza se deberán cumplir "los principios constitucionales con respecto a la educación y los derechos de los niños y de los padres" y también lo que recoge la legislación nacional y autonómica.

En este contexto ha criticado al Gobierno por anunciar que recurrirá estos acuerdos que aplican la ley y "que ni siquiera sabe cómo se van a implementar" y, en cambio, no garantiza en Cataluña el derecho de los padres a educar a sus hijos en castellano.

"¿Ha puesto en marcha la señora Celaá algún mecanismo para garantizar ese derecho? No, claro, porque eso enfadaría mucho a sus socios de gobierno. Llama mucho la atención esa hipocresía, ha recalcado.