EFEBarcelona

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado este domingo en Barcelona que quiere ser presidente del Gobierno para proteger a las familias y "meter en la cárcel" a quienes quieran romper España, en un acto en el que ha recordado a Pedro Sánchez que en su mano está aplicar el 155.

En un acto organizado en la Plaça de Sant Jaume, junto al Palau de la Generalitat, junto con las dirigentes Inés Arrimadas y la líder del partido en Cataluña, Lorena Roldán, Ciudadanos ha criticado contundentemente a los dirigentes independentistas y ha condenado los disturbios de los últimos días en esta comunidad.

"Yo no quiero ser presidente para tener un helicóptero o dormir en la Moncloa. Yo quiero ser presidente del Gobierno para defenderos a todos, proteger a las familias españolas y meter en la cárcel a los que intenten romper este país", ha dicho textualmente Rivera durante una concentración con formato de mitin.

Unas 1.700 personas, según la Guardia Urbana, han llenado una parte de este céntrico enclave barcelonés bajo el lema "¡Basta ya! Justicia y convivencia", muchos de ellos ataviados con banderas españolas.

El candidato de Cs a la presidencia del Gobierno ha asegurado que estos días ha visto "con lágrimas en los ojos" cómo Barcelona se convertía en símbolo de los "radicales" que encendían barricadas y ha avisado de que no habrá "fuego", "barricada", "adoquín" o "señalamiento" que pueda acabar con España.

"Y cuando lo intenten acabarán en la cárcel", ha insistido.

Rivera ha criticado que haya "algunos" que estén pidiendo la dimisión del presidente de la Generalitat, Quim Torra, cuando quien tiene la potestad de aplicar el artículo 155 de la Constitución para echarlo no lo hace, en alusión implícita al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Entre gritos de "basta ya" y "libertad" y cánticos de "yo soy español", Albert Rivera ha calificado de "valientes" a quienes han acudido a la concentración convocada por Ciudadanos y les ha dicho que "no hay nada más español que ser un español en Cataluña".

El líder de Ciudadanos ha aprovechado su paso por Barcelona para explicitar su apoyo a los cuerpos de seguridad que ejercen en Cataluña, y ha sostenido que las fuerzas policiales solo molestan "a los delincuentes". "¡Viva la Policía, la Guardia Civil y los Mossos d'Esquadra!", ha exclamado.

Por su parte, Lorena Roldán ha tachado al president de "totalitario", "pirómano" y "peligro público" porque, a su entender, estos días "se dedica a echar gasolina a las hogueras" de quienes causan disturbios en ciudades catalanas.

"El problema de la convivencia en Cataluña tiene nombre y apellidos: Quim Torra. Ese pirómano que se dedica a echar gasolina en las hogueras de los comandos radicales. Ese totalitario que está al frente del gobierno de la Generalitat", ha defendido entre los aplausos de los asistentes.

Y ha agregado, tras afirmar que los disturbios de esta semana constituyen uno de los momentos "más negros" de la historia de Cataluña: "¡Basta ya señor Torra de defender a los totalitarios mientras este tsunami de violencia lo arrasa todo!

La dirigente de Cs Inés Arrimadas ha arremetido contra el presidente en funciones, Pedro Sánchez, por estar en La Moncloa mientras en Cataluña hay "familias muertas de miedo sin salir de su casa" por los altercados que se han vivido en algunos puntos esta última semana, principalmente en Barcelona.

"Está deseando que pasen los altercados para decir que aquí no pasa nada", ha afirmado la predecesora de Roldán al frente del partido en Cataluña, que ha dado su discurso medio afónica.