EFEMadrid

La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra, cree que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha elegido un Ejecutivo "débil" que busca volver a las "dos Españas" y apoyado por unos socios de coalición y parlamentarios que, augura, le abandonarán ante un agravamiento de la crisis con Ucrania.

En una entrevista con la Agencia EFE en la que Gamarra avisa de que su formación será "muy exigente" en el Congreso en este nuevo curso político, la dirigente del PP garantizado que su partido estará al lado del presidente del Gobierno ante las dificultades que pueda provocar el conflicto ucraniano y respalda que el camino es el de acordar todas las decisiones en el marco de la OTAN y de la UE.

"Lo que debería darse cuenta Pedro Sánchez es que cuando lleguen dificultades en este ámbito y algunos se hayan abrazado nuevamente a los eslóganes del 'no a la guerra' y estén sacando las pegatinas de entonces, quien estará a su lado será el PP. No va a encontrar a los socios Frankenstein que lo han hecho presidente, encontrará al PP", ha dicho tajantemente.

Después de que el líder del Partido Popular, Pablo Casado, haya llamado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para trasladarle su apoyo en esta crisis y para pedirle "unidad de acción" y su presencia en el Congreso, la portavoz parlamentaria ha lamentado la escasa comunicación que mantiene Sánchez con el principal partido de la oposición.

"Lleva un año y medio sin reunirse con Casado...y esto demuestra la escasa cultura democrática del presidente del Gobierno que no informa absolutamente de nada", incide Gamarra que acusa al jefe del Ejecutivo de estar obsesionado por "tener máximos poderes y mínimos controles".

En este sentido ha advertido de que el PP enfrenta el nuevo periodo de sesiones parlamentario con la intención de hacer una "labor intensa de control" ante un Gobierno de coalición "dividido y débil".

"Y es una debilidad elegida voluntariamente por Pedro Sánchez, no solo para una investidura sino para establecer una manera de gobernar en la que busca dos Españas absolutamente enfrentadas y donde rompe todo tipo de comunicación con el principal partido de la oposición", lamenta.

Gamarra, que critica que muchos acuerdos los conocen a través de los medios de comunicación -"y después nos piden el apoyo", lanza un mensaje claro: "El PP no está para ser la muleta de Pedro Sánchez ni para firmar un cheque en blanco a un político que no es de fiar".

AVISOS A BRUSELAS POR LOS FONDOS EUROPEOS

Precisamente en esa oposición firme que avanza Gamarra, el PP amenaza con llevar a Bruselas la paralización de la tramitación del decreto de gestión de los fondos europeos como proyecto de ley y que fue aprobado hace ahora un año en el Congreso gracias a la abstención de Vox.

"A día de hoy llevamos 37 prórrogas. Es una auténtica vergüenza e insistimos al Gobierno en que se tiene que tramitar y tiene que cumplir con el mandato del Congreso para poder introducir enmiendas", afirma mientras advierte de que si no es así "el PP lo pondrá en conocimiento de las instituciones europeas".

Los populares llegarán hasta "donde sea necesario" para fiscalizar un reparto que consideran opaco y subjetivo al tiempo que los dirigentes autonómicos "irán y llegarán donde tengan que llegar".

Gamarra acusa al Ejecutivo de "vetar" y "bloquear" todas las iniciativas que presenta el PP enfocadas al control de ese dinero que viene de Europa.

NO A LA REFORMA LABORAL: "VA HACIA ATRÁS"

La portavoz del PP defiende la negativa de su partido a apoyar la reforma laboral del Gobierno, que a su juicio es una contrarreforma que en vez de avanzar "va hacia atrás".

"Que solo hayan derogado una parte y no todo lo demás no es un argumento ni un fundamento para que nosotros apoyemos algo, todo lo contrario, ya solo que se haya derogado una parte es suficiente para ver que no es buena", recalca.

Y además acusa a la izquierda de buscar una confusión "interesada" entre contratos temporales y precariedad. "No todo contrato temporal es precario, hay sectores que necesitan la contratación temporal".

CGPJ: "NO SOMOS OBJETORES DE LA CONSTITUCIÓN"

Pese a la falta de comunicación con el Gobierno, la portavoz del PP en el Congreso ha recordado la responsabilidad que tienen como partido de Estado de llegar a un pacto para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y tienden la mano para retomar los contactos.

"Estamos en disposición de hacerlo en cuanto el PSOE quiera", señala Gamarra, que asevera que "no somos objetores del cumplimiento de la Constitución" aunque insiste en que se debe avanzar en reformas legislativas que den independencia al Poder Judicial.

Gamarra asegura que el PP "tiene claro su papel y sus responsabilidades" frente a un presidente del Gobierno que todavía tiene pendiente el someterse a su primer debate sobre el Estado de la Nación.

María López y Ruth del Moral