EFEMadrid

El coronel Diego Pérez de los Cobos comunicó al Ministerio del Interior que había sido comisionado por la titular del Juzgado número 51 de Madrid como Policía Judicial para la investigación del 8M e informó después de que la magistrada pidió paralizar las actuaciones durante el estado de alarma.

Así lo han indicado a Efe fuentes de Interior, que han precisado que De los Cobos, entonces jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, comunicó a través del entonces director adjunto operativo, Laurentino Ceña, el mandato de la jueza Carmen Rodríguez Medel para actuar como Policía Judicial en la causa que investiga la relación de los actos del 8M con los contagios de la COVID-19 y si el Gobierno conocía los riesgos.

Unos días después, según las mismas fuentes, comunicó a Interior que la jueza les había pedido que paralizasen las actuaciones y no se hiciese nada hasta después del estado de alarma.

Hasta ahí conocía Interior de la actuación de la Guardia Civil, ya que, según han precisado las fuentes, tuvo conocimiento de que se había elaborado un informe y entregado a la juez cuando lo publicaron los medios de comunicación.

"El Confidencial" ha publicado una nota firmada por la directora del instituto armado, María Gámez, donde señala que el exjefe de la Comandancia de Madrid fue cesado por "no informar del desarrollo de investigaciones y actuaciones de la Guardia Civil, en el marco operativo y de Policía Judicial, con fines de conocimiento".

Interior insiste en que ni el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ni la Dirección General de la Guardia Civil querían el informe ni lo pidieron, sino solo tener conocimiento de las actuaciones que se llevaban a cabo, no de sus detalles.

Y reiteran las fuentes que es "habitual" que se comunique el desarrollo de las actuaciones, pero no su contenido.