EFEBarcelona

La Policía Nacional detuvo ayer al secretario de Deportes de la Generalitat, Gerard Figueras, que ya quedó en libertad, en el marco de una investigación a una supuesta trama de desvío de fondos en las subvenciones públicas al Consell Esportiu de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, Figueras fue arrestado ayer por agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional y quedó en libertad horas después, a la espera de que le cite el juez, acusado de los delitos de malversación, prevaricación y tráfico de influencias.

En esta causa, dirigida por el titular del juzgado de instrucción número 2 de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), han sido detenidas en los últimos meses otras trece personas, entre ellas dos concejales de esta ciudad, a las que también se atribuye el delito de pertenencia a organización criminal.

En el caso de Figueras, al frente de la Secretaría General del Deportes de la Generalitat desde febrero de 2016, la UDEF investiga si ignoró la supuesta doble realidad contable del Consell Esportiu de L'Hospitalet y concedió subvenciones sin el control administrativo exigido por la ley, en connivencia con el teniente de alcalde del ayuntamiento y presidente de esta entidad deportiva, el socialista Cristóbal Plaza.

El juez investiga si el Consell Esportiu de L'Hospitalet -entidad privada dedicada a la promoción del deporte escolar que preside el concejal de Deportes de este municipio, Cristóbal Plaza- destinó a fines particulares algunas de las ayudas públicas que gestiona, y justificó las subvenciones concedidas mediante documentación mendaz.

Según las fuentes, los miembros de la trama supuestamente ocultaron 400.000 euros a la asamblea del Consell Esportiu -donde el ayuntamiento tiene a cinco representantes- en sus cuentas de 2019, al presentar una presunta doble realidad contable con 900.000 euros.

Al validar supuestamente sin control la realidad contable de estos 900.000 euros en la asamblea, la UDEF sospecha que se posibilitó la concesión de subvenciones públicas por mayor importe que las que habrían correspondido en 2019, en concreto 114.000 euros por parte del Consejo Catalán del Deporte y 250.000 por el consistorio de L'Hospitalet.

Además de Figueras, en el marco de esta investigación la UDEF ha detenido en los últimos meses a otras trece personas: dos concejales de L'Hospitalet, al actual director del Consell Esportiu -Eduard Galí-, a dos tesoreros, a una secretaria de la comisión y a los verificadores de las cuentas de la entidad.

Según la UDEF, que sospecha que esta conducta supuestamente delictiva se podría haber llevado a cabo durante los últimos cinco años, las actas elevadas a la Secretaría de l'Esport de la Generalitat relativas al Consell Esportiu de L'Hospitalet estaban falseadas.

En el marco de esta investigación, la UDEF ha requerido documentación en las últimas semanas a organismos públicos como la Diputación de Barcelona, según las fuentes.

Figueras ya fue detenido el 12 de noviembre de 2019 por la Guardia Civil en una fase inicial de la operación Volhov, dirigida por el titular del juzgado de instrucción número 1 de Barcelona, contra una supuesta trama acusada de desviar fraudulentamente subvenciones públicas a fundaciones cercanas a la extinta CDC.

En aquella ocasión, los agentes de la Guardia Civil registraron las oficinas de la Secretaría General del Deporte y del Consejo Catalán del Deporte, dependientes del Departamento de Presidencia.

Además de Figueras, la Guardia Civil detuvo también entonces a Maite Fandos, exconcejal del PDeCat en Barcelona y, desde septiembre de 2019, asesora técnica del área de Innovación, Gobiernos Locales y Cohesión Territorial de la Diputación de Barcelona, así como al subdirector general de Gestión de la Secretaría General del Deporte, Lluís Pallisera, y al apoderado del Canal Olímpic de Castelldefels.

La Guardia Civil, que en una nueva fase de esta causa detuvo el pasado mes de octubre al exconseller de ERC Xavier Vendrell y al exdirigente de CDC David Madí por supuestamente desviar fondos para los gastos de Waterloo, sospecha que Figueras y los otros detenidos en noviembre del pasado año desviaron ayudas públicas a entidades afines a Convergència mediante adjudicaciones directas o pagos por conceptos de publicidad a revistas que eran gestionadas por las fundaciones afines Catmon e Igman.