EFEMadrid

La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, iniciará el 8 de julio en Madrid "el proceso de escucha" con la ciudadanía, un paso previo antes de lanzarse a liderar una candidatura electoral, que se decidirá "colectivamente" cuando concluya en diciembre sus contactos con distintos colectivos.

Díaz ha elegido esta fecha, según ha explicado ella misma en una entrevista en La Sexta, por ser la Semana del Orgullo, de la diversidad, "de un nuevo país que es inclusivo y diverso" y a partir de ese día recorrerá toda España, ha dicho, para escuchar a la sociedad civil y una vez que esta gira concluya en diciembre decidirán si se lanza a la carrera electoral y se hará con primarias.

De los detalles de cómo se organizará este proceso, fuentes de su entorno han concretado que se formarán equipos por materias con expertos y no con un perfil político con el fin de "repensar la España del siglo XXI" y con las conclusiones que se extraigan se configurará el programa electoral.

Esta vez, Díaz sí ha trasladado a los partidos del espacio de Unidas Podemos y otros la fecha del arranque del proceso de escucha, algo que no hizo cuando registró la marca "Sumar" para organizarlo y que molestó bastante a Podemos.

Hablando de si hay resquemores en el partido morado con la iniciativa de Díaz, que deja más al margen a las organizaciones políticas, la ministra de Trabajo sí ha reconocido tensiones, cree que hay nervios pero que no sabe muy bien por qué, ha señalado, insistiendo en que hay que trabajar por las cosas que preocupan a los españoles y ella no se va a distraer de ese objetivo.

Ha añadido que ella en política ha mantenido discrepancias con su padre o con Gaspar LLamazares y no dejó de hablarse con ellos por eso, y ha apelado a la necesidad de "cuidarse" en lugar de "romperlo todo".

Yolanda Díaz defiende una propuesta electoral transversal y sin siglas, reconociendo que los partidos tienen un papel clave y quiere que esté todo el mundo "sin excluir a nadie", pero habla sobre todo de militancias y no de organizaciones: "Los partidos son imprescindibles pero ya llegaremos a ese momento, me gustaría que esté toda la militancia de IU, de Podemos, son militancia de oro".

Respecto a las desavenencias en el seno de la coalición de Gobierno, la vicepresidenta segunda ha repetido que no le gusta el ruido y que lo importante es que en los debates se sepa comunicar las diferencias entre el PSOE y Unidas Podemos.

"¡Claro que somos diferentes!, pero el debate tiene que ser sereno y el ruido por el ruido no aporta nada", ha exclamado Díaz, que, entre otras cosas, ha admitido que la izquierda está desmovilizada.

Luego, en declaraciones en el Congreso, ha hecho un llamamiento a todos a sumar y a todos lo que quieran estar el 8 de julio en Madrid en el arranque del proceso de construcción de su candidatura, recalcando que es necesario quererse "un poco, que hace falta optimismo y esperanza".