EFEBarcelona

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha subrayado la "posición muy compleja y difícil" en la que se encuentra España ante el conflicto ucraniano, y se ha definido a sí misma como "una mujer de paz": "No me van a encontrar, jamás, dividiendo a nadie".

En declaraciones a los periodistas tras mantener un encuentro con el secretario general de la UGT de Cataluña, Camil Ros, Díaz ha dicho que España está "trabajando por el diálogo" y se ha remitido a la comparecencia de ayer del ministro de Exteriores, José Manuel Albares, en la Comisión de Exteriores del Congreso.

Las palabras de la vicepresidenta segunda llegan después de que la crisis en Ucrania haya desatado algunas fricciones en el seno del Ejecutivo central.

Ayer mismo, Unidas Podemos celebró el "cambio de tono" de su socio socialista en el Gobierno sobre este asunto y que ahora esté poniendo el foco en la desescalada, aunque también criticó "el pulso belicista" de algunos de sus miembros, refiriéndose a la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Fue el presidente del grupo parlamentario, Jaume Asens, quien rebajó el tono después de que el ex secretario general de Podemos Pablo Iglesias acusara a la ministra de Defensa de tomar por "tontos" a los españoles cuando dice que la OTAN nació para garantizar la paz, sobre lo que Robles respondió que el exvicepresidente opina "desde el tiempo libre y desde la ausencia de responsabilidad". EFE